Última hora

Última hora

Francia: los derechos de las mujeres ausentes de la campaña

Leyendo ahora:

Francia: los derechos de las mujeres ausentes de la campaña

Tamaño de texto Aa Aa

El 14 de mayo de 2011, hace casi un año, estallaba el escándalo DSK. El caso dió lugar a numerosos comentarios, entre ellos sobre el lugar que ocupan las mujeres en política y en la sociedad en general. ¿Qué queda de ese debate ahora que los franceses se preparan para elegir a su presidente? ¿en que punto está la igualdad de género en la Francia de hoy? Elementos de respuesta de Ariane Tilve

Hace casi un año, el caso Sofitel copaba portadas a lo largo y ancho del planeta. En Francia, el escándalo suscitó una serie de comentarios, muchos marcadamente sexistas. Un periodista llegó incluso a hablar de “un simple polvo con una asistenta”.

Las francesas ganan como promedio un 27% menos que sus colegas en puestos equivalentes. Sobre sus hombros recaen cerca del 80% de las tareas domésticas, lo que les impide presentarse a puestos de responsabilidad por falta de tiempo.

Pese a todo, la presidenta de la rama francesa del lobby europeo de mujeres, Olga Trostiansky, se muestra optimista:

euronews:
“Sin entrar en el contenido de esos escándalos ¿cree que el caso DSK ha servido para llevar cuestiones feministas a la escena mediática?

Olga Trostiansky:
“El tsunami DSK ha dado que hablar en todos los hogares franceses. Un cierto número de intelectuales, de hombres franceses, también se han pronunciado, algunos para apoyar e incluso proteger al señor Dominique Strauss-Kahn. Son esas reacciones, esas intervenciones las que han dado tanto que hablar . Yo creo que lo que es interesante es que los hombres y las mujeres se han dado cuenta de que ese sexismo existe”

euronews:
“Ustedes publican regularmente sondeos sobre las cuestiones de igualdad, de paridad. ¿Nos puede decir que reflejan esas encuestas, qué opinión tienen los franceses sobre ese asunto?

Olga Trostiansky:
“Los Franceses y las francesas, confiesan por primera vez que tanto ellos como ellas vehiculan estereotipos sexistas. Y eso es completamente inédito. Antes en Francia se decía: los otros sí, yo no”

Mientras los lobbys luchan para defender la paridad en el seno de las instituciones francesas y en las empresas, las asociaciones se enfrentan a otro combate: el de la violencia contra las mujeres.

El movimiento “Ni Putas Ni Sumisas” recibe cotidianamente a mujeres víctimas de la violencia de género, víctimas de matrimonios forzados y víctimas de excisiones.

Su presidenta, Asma Guénifi, se sorprende de que el terremoto mediático desatado por el caso DSK no haya incitado a los candidatos a abordar en serio el problema.

Asma Guénifi:
“Nos sorprendió mucho que ninguno de los candidatos hablase de la violencia contra las mujeres. Este caso ha servido para liberar la palabra de las mujeres, ha hecho correr ríos de tinta en los medios, pero ningún candidato ha hablado del asunto”

Sin embargo las cifras son inequívocas y están ahí. La igualdad entre hombres y mujeres sigue siendo una utopía tanto en la vida profesional como en la familiar. Aún más grave: el número de mujeres víctimas de la violencia conyugal es alarmante. Muchas víctimas, sin formación, sin empleo y sin recursos financieros, se convierten en prisioneras en sus propios hogares

Asma Guénifi:
“No hay que olvidar que en Francia, cada dos días hay una mujer que muere víctima de la violencia de género. En 2012 en Francia.”

El año pasado, la asociación acogió a más de 4 mil mujeres con problemas de este tipo en su sede parisina.

La prioridad del movimiento es alojar a las víctimas, que en la inmensa mayoría de los casos están en una situación precaria.

Gabrielle Apfelbaum. Directora de la comunicación:
“Hay un enorme problema en Francia con la acogida y el establecimiento definitivo de un ambiente sano para las mujeres. Muchas veces las meten en hoteles insalubres en condiciones muy difíciles y además son procesos muy costosos para el Estado”.

Sabiendo que sólo el 10% de las mujeres víctimas de abusos denuncian, ¿cómo se explica que Francia no se dote de herramientas más eficaces para atajar el problema?

Pese a la ultramediatización mundial del caso DSK, ¿por qué los candidatos a las presidenciales son tan reticentes a hablar de la situación de las mujeres?

¿se debe a un desinterés de los electores por las cuestiones de igualdad, por la lucha contra la violencia de género? se lo preguntamos a Christine Delphy, socióloga especializada en cuestiones de género e investigadora en el CNRS.

Christine Delphy:
“Lo que les interesa a los electores es hacer como que hacen algo sin que les cueste nada. Mire, por ejemplo, una cosa que acaba de pasar, que propuso la organización “Osez le féminisme” -y no digo que no esté de acuerdo con ello: la supresión del término señorita de los documentos administrativos. Es una reforma buena porque no cuesta nada; absolutamente nada. Suprimen una palabra de un documento administrativo y ya está, hasta se ahorra tinta”

La diferencia en España es que hace 15 años, cada vez que una mujer es asesinada por su pareja, aparece en primera página de los periódicos, hay manifestaciones de vecinos y lo dicen en los informativos. ¿Ve eso en los medios franceses? no. Lo que impide que se avance es el racismo antimagrebí. Se ha utilizado el racismo contra los árabes para culparles de todos los males de la tierra, y especialmente de sexismo.
De esa forma, los hombres blancos podían sentirse superiores y decirse que sólo los árabes son sexistas y violan a las mujeres… porque son los únicos casos mediatizados.

La gente sólo se acuerda de las mujeres con nombres árabes que son asesinadas por hombres también con nombres árabes. Son los únicos casos que cubren los medios. Pero la mayoría de las 170 mujeres asesinadas en Francia no son Soanes o Shéhérazades, son Moniques y Catherines…asesinadas por Michels o Pierres.”

Independientemente de la orientación política, la violencia de género no ha sido una prioridad para ningún Gobierno de la V República. En Francia tampoco hay leyes que condenen específicamente las injurias sexistas.

euronews:
“La paridad, la igualdad, la lucha contra la violencia de género son combates pendientes en Francia, y seguirán siéndolo gane quien gane las próximas elecciones”