Última hora

Última hora

Cine de inmersión: la última tecnología en entretenimiento

Leyendo ahora:

Cine de inmersión: la última tecnología en entretenimiento

Tamaño de texto Aa Aa

Se llama cine de inmersión y amenaza a la que hasta el momento es la última tecnología en la gran pantalla, el 3D. Una cúpula gigante sitúa al espectador en el centro de la acción en películas y videojuegos. Con 3D interactivo y hologramas, el sistema permite al público trasladarse al espacio o dar una vuelta por las antiguas ruinas mayas.

La bóveda utiliza seis proyectores para generar imágenes. Los Ángeles es la primera ciudad que ha podido disfrutar de esta nueva tecnología.

“Son mundos virtuales. La bóveda es un portal de entrada a eso mundos de inmersión, así como el móvil. Progresivamente hemos ido rodeándonos de pantallas. Lo que hacemos en la bóveda es explotar el frame. La imagen te rodea por completo como si estuvieras inmerso en un entorno generado por ordenador. Es como coger a 500 personas y teletransportalas al ciberespacio”, explica
Ed Lantz, presidente de Vortex Immersion Media.

Quince años después de su estreno, y tras ser una de las películas más taquilleras de todos los tiempos, James Cameron resucita a su “Titanic”. La diferencia ahora es que el barco el hundimiento del barco se produce en tres dimensiones.

Para Peter Caranicas, editor de Variety, las nuevas tecnologías han producido cambios inesperados para muchos. “La llegada de las redes sociales, internet y el streaming es un cambio en los hábitos de visionado y creo que los estudios de Hollywood están realmente perdidos en cuanto a cómo lidiar con esto, así como las principales televisiones, por lo que vamos a seguir viendo durante los próximos años un montón de maniobras para posicionarse y un montón de formas para tratar de captar dólares de los consumidores que utilizan medios alternativos”.

La nueva tecnología permite introducir al espectador en lugares lejanos e inalcanzables de cualquier otra manera. Los directores de cine han dejado de hacer películas para construir mundos. Y la nueva llave para entrar en esos mundos es ya una realidad.