Última hora

Última hora

El plan de paz de Kofi Annan para Siria

Leyendo ahora:

El plan de paz de Kofi Annan para Siria

Tamaño de texto Aa Aa

Un año después del comienzo de la sublevación en Siria, el 10 de marzo de 2012, el enviado especial de la ONU y la Liga Árabe, Kofi Annan, se reúne con Bachar al Asad. El Presidente sirio acusa a los opositores, a los que califica como “terroristas”, de bloquear cualquier tipo de solución política. La reunión termina sin apenas progresos. Pero el 27 de marzo, Annan anuncia que Damasco acepta su plan de paz.

Primer punto de este plan: el cese de la violencia. Damasco acepta detener los combates el 10 de abril a las 6 de la mañana, hora local. La oposición se compromete a poner fin a la violencia en las 48 horas siguientes. Se aumenta la presión sobre los dos bandos para detener el derramamiento de sangre. La ONU eleva el número de muertos a más de 9.000 en un año.

Segundo punto del plan, poner en marcha un proceso político abierto, dirigido por sirios para responder a las legítimas preocupaciones de la población y designar a un interlocutor que cuente con los poderes necesarios.

La salida de Al Asad que exigía el anterior Plan de la Liga Árabe no se contempla en esta hoja de ruta de Annan.

Garantizar la distribución de la ayuda humanitaria por todas las zonas afectadas por los combates y establecer una “pausa humanitaria” de dos horas al día. La violencia ha causado 39.000 refugiados según la ONU. La Media Luna Roja habla de 200.000 desplazados.

Poner fin a las detenciones arbitrarias. Esto incluye acelerar la puesta en libertad de las personas apresadas arbitrariamente, publicar los lugares donde se encuentran retenidos y garantizar el acceso a esos lugares.

Asegurar a los periodistas la libertad de circulación por todo el país, y aplicar una política de visados no discriminatorios para la prensa.

Por último, las autoridades sirias se comprometen a respetar la libertad de asociación y el derecho a manifestarse pacíficamente.

Kawtar Wakil, euronews: El Ejército sirio debía empezar este martes a retirar sus tropas de las ciudades y calles, de acuerdo con un plan acordado con el enviado de Naciones Unidas y la Liga Árabe Kofi Annan, sentando así las bases para que comience una tregua 48 horas después.

Conectamos, desde París, con Abdul Raouf Darwish, presidente de la Asociación 15 de Marzo para la Democracia en Siria. Señor Darwish, bienvenido a euronews.

Los actos violentos continúan en Siria. Parece haber cada vez más dudas sobre la puesta en práctica del plan de paz propuesto por Annan y aceptado por los dos bandos del conflicto. ¿Qué piensa usted?

Abdul Raouf Darwish: Como todos sabemos, la naturaleza del régimen sirio no permite proceder a las reformas, y a la hora de llevar a la práctica las iniciativas, sucede como con la Liga Árabe: Al Asad aceptó, luego cambió de idea y puso obstáculos para no aplicarla hasta que la situación se agravase. En lo que respecta a la iniciativa de Kofi Annan, Al Assad está utilizando el mismo método, para ganar tiempo.

euronews: En su opinión, ¿por qué Damasco esperó tanto tiempo antes de exigir garantías por escrito de la oposición y los países árabes islámicos para detener la violencia?

Abdul Raouf Darwish: Ha hecho lo mismo que en el caso de la iniciativa de la Liga Árabe: aceptarla en un primer momento y después, fijar las condiciones y los obstáculos para evitar la aplicación del plan. Porque la aplicación de la iniciativa de Annan significa el final del régimen o del sistema político que Siria conoce. Y eso, por varias razones. La más importante es que esta iniciativa incluye principalmente el derecho de manifestarse y la retirada de los militares de las ciudades sirias.

euronews: El Ministro de Exteriores sirio Walid Muallem dijo en una rueda de prensa en Moscú que Siria ha retirado unidades del Ejército de algunas ciudades y confirmó que el Gobierno está dispuesto a detener la violencia, en presencia de los observadores internacionales. ¿Cuál es la posición del Consejo nacional ante las nuevas condiciones del Gobierno sirio?

Abdul Raouf Darwish: Ha retirado algunas unidades de ciertas ciudades para enviarlas a otras, y cometer así nuevas operaciones de represión, de violencia. Es lo que sucedió, por ejemplo, en la provincia de Idlib, de donde retiró los tanques de algunas urbes para llevarlos a otros puntos y proceder allí a la muerte de inocentes y a la destrucción de hogares.

En mi opinión, la posición del Consejo Nacional a este respecto es clara: sus responsables han declarado que el régimen sirio rechaza la iniciativa de Kofi Annan y si la ha aceptado, es sólo para ganar tiempo.

euronews: ¿Podría la fecha límite para la retirada de las fuerzas militares sirias, reducir las posibilidades de que se ponga en marcha el alto el fuego propuesto por la ONU?

Abdul Raouf Darwish: Si el régimen quisiese de verdad aplicar el alto el fuego, lo mínimo habría sido mostrar buena voluntad para responder a los llamamientos de la comunidad internacional.

euronews: Muchas gracias, señor Darwish, por haber hablado con nosotros desde París.