Última hora

Última hora

Aceite de oliva mediante descargas eléctricas

Leyendo ahora:

Aceite de oliva mediante descargas eléctricas

Tamaño de texto Aa Aa

“Estamos mejorando el proceso de extracción de aceite por medio de una tecnología basada en pulsos de campo eléctrico”. Es la forma en la que Arturo Portugal, ingeniero del Centro de Investigación e Innovación de Cataluña (CRIC), explica los nuevos avances en la industria de la aceituna.

En la localidad de Malagón, en el centro de España, una pequeña empresa está probando la utilización de corriente eléctrica para extraer el aceite.

“Somos una empresa familiar creada hace 30 años y con mucha ilusión de innovar. En lo que es nuestra propia almazara producimos alrededor de 700 toneladas de aceite cada año”, explica Aniceto Gómez, propietario de Aceites Malagón.

La idea es dar una descarga eléctrica a las aceitunas antes de exprimirlas. Los impulsos breves de un fuerte campo eléctrico agrandan los poros en las membranas celulares, lo que simplifica la extracción del aceite.

Arturo Portugal explica el funcionamiento. “Los pulsos eléctricos generados por la máquina pasan a una cámara de descarga. La pasta, que viene del martillo, pasa por una tubería y es tratada en la cámara.”

El resultado es más aceite con la misma cantidad de materia prima. Además, la perforación abre los poros del fruto y una descarga eléctrica hace más sencillo obtener el mejor aceite de las aceitunas verdes.

Aniceto Gómez considera que la nueva tecnologia puede ayudar a obtener los mejores resultados. “Para obtener un aceite de calidad se tiene que obtener de aceitunas lo más verdes posible y trabajadas a la más baja temperatura. Este proyecto nos puede facilitar trabajar con aceitunas completamente verdes y sin nada de calor, con temperatura ambiente.”

La planta piloto está tratando seis litros de pasta de aceituna por segundo. Una vez probada la tecnología, que se enmarca dentro de un proyecto de la Unión Europea, se generalizará a toda la producción.

“Los mercados emergentes fuera de Europa están produciendo aceite de una forma mucho más competitiva que Europa. Este proyecto lo que pretende es fomentar la competitividad de las pequeñas y medianas almazaras incrementando su productividad”, concluye Arturo Portugal.