Última hora

Última hora

D'Alema : Merkel representa la Europa egoísta

Leyendo ahora:

D'Alema : Merkel representa la Europa egoísta

Tamaño de texto Aa Aa

Massimo D’Alema, es el presidente de la
Fundación de Estudios Progresistas Europeos. Se le considera la eminencia gris de la izquierda italiana. Ex-jefe de gobierno y ex-Ministro de Asuntos Exteriores, Massimo D’Alema es diputado y dirige la Fundación de Estudios Progresistas Europeos. En esta entrevista nos habla de las mutaciones en una Italia gobernada desde noviembre por el tecnócrata Mario Monti y también sobre la situación en la zona euro.

Audrey Tilve, Euronews:
“Massimo D’Alema. Italia ha hecho temblar a la zona euro a finales de 2011. Desde entonces, levanta cabeza como puede a costa de duros sacrificios. Planes de austeridad, subida de impuestos, reforma de las jubilaciones y ahora la reforma laboral, con incitación a la contratación, pero también con despidos fáciles. Para un hombre de izquierdas como usted, ¿se trata de buenas medidas?

Massimo D’Alema:
“Tengo que decir que Italia ha dado un paso adelante muy importante, es decir, que ya no tenemos el gobierno de Berlusconi. Ha sido una muy buena noticia tanto para Italia como para Europa, porque todo eso no se debía a Italia, sino que era responsabilidad del gobierno de Berlusconi.”

E: “Pero, las medidas que se toman actualmente, sobre todo en la reforma laboral: al introducir más flexibilidad, sin reforzar la red de seguridad de un país en el que no existe un salario mínimo y pocas ayudas por desempleo, el “amortiguador social” funciona mal. ¿acaso no hay riesgos?”

M.D’A.:“El problema era la dramática división en el mercado de trabajo entre los trabajadores más protegidos y los jóvenes precarios, sin ningún derecho, ni protección. La reforma tiene dos caras: por un lado el empleo es más flexible para los trabajadores con estabilidad laboral, y por otro lado, hay más protección para los jóvenes y precarios. En mi opinión, el problema de la división en el mercado de trabajo, no puedo decir que se haya resuelto pero con la reforma es posible dar un paso adelante.”

E: “Italia globalmente ha sido menos castigada en los mercados pero, recientemente los intereres para los préstamos han vuelto a subir. El país está muy endeudado, con un 120 % de deuda, y en recesión, ¿cree que a pesar de todo se está saliendo de apuros?”

M.D’A.:“Considero que tenemos un problema europeo y no solo italiano. Esto es lo que ocurre en los últimos días en los mercados europeos.”

E.: “Pero Italia forma parte de los eslabones más débiles…”

M.D’A.: “Sí, claro. Italia es parte del problema. Pero hay que subrayar dos cosas, primero, Italia es un país rico y la riqueza de los italianos es mucho mayor que la deuda, lo que significa que tenemos recursos en el país. Segundo, hemos demostrado en el pasado con los gobiernos de Prodi y con Ciampi que es posible reducir el gasto público. Hemos reducido el gasto público 5 puntos por debajo de los gobiernos de derechas, sin tocar los derechos sociales fundamentales. En lo sucesivo, tendremos que preparar un gobierno de centro-izquierda…”

E.: “El año que viene habrá elecciones en su país, igual que en Alemania, e también inmediatamente en Francia. ¿Cree que puede haber una alternancia en estos tres países?”

M.D’A.: “Por supuesto. Sé que a los mercados no les gustan mucho las elecciones. A veces, parece que la democracia es un peso insostenible para los mercados financieros, pero creo que a los mercados no le corresponde decidir el destino de los pueblos. Pienso que hay que cambiar y creo que podemos cambiar porque los tres grandes países europeos, Francia, Italia y Alemania representan 200 millones de ciudadanos europeos de los 330 de la zona euro… Tres países de mucho peso, podríamos decir.”

E.: “¿Esto sería suficiente para contrapesar en una Europa que seguiría dominada por la derecha?”

M.D’A.: “No es cierto. Me parece que las cosas están cambiando. En Eslovaquia, que es un país pequeño, ha ganado la izquierda. En Eslovenia ha ganado la izquierda. Quiere decir que sí, Europa ha estado dominada por la derecha, y vemos los resultados… Necesitamos una estrategia europea para el crecimiento económico, es decir inversiones europeas, eurobonos…”

E.: “¿Es decir? “

M.D’A.: “Necesitamos una garantía europea sobre la deuda. No quiere decir que cada país deba pagar esa deuda, pero la fuerza de Europa puede hacer que bajen los tipos de interés y que se liberen recursos para el crecimiento, y no dar demasiado dinero a la especulación financiera.”

E.: “Esto es algo que no se podrá hacer mientras esté la Sra. Merkel… “

M.D’A.: “Exacto. Pienso que la Sra. Merkel ha jugado un papel muy negativo para Europa. Debo decirlo sinceramente. Ella ha representado esa Europa egoísta respecto a la crisis.”

E.: “Una pregunta sobre otro tema. Hace un año, 63 personas que huían de Libia murieron de hambre y sed en un barco a la deriva porque nadie vino a socorrerles. Italia lo sabía y no hizo nada. En todo caso es lo que asegura un informe del Consejo de Europa que también acusa a la OTAN. ¿Como se puede dejar morir a la gente en el mar para no tener que acogerles en su territorio?”

M.D’A.: “Pienso, y ya lo dije en su momento, que la política de inmigración del gobierno de Berlusconi fue una página negra de nuestra historia, incluído el acuerdo entre Italia y el gobierno de Gadafi. Es posible devolver clandestinos, la cuestión es que antes de devolverles a su país, es necesario controlar si no hay refugiados con derecho de asilo.”

E.: “De manera general, ¿no hay un desfase cada vez más flagrante entre el discurso de Europa y sus valores, y la forma como trata a los emigrantes y a los solicitantes de asilo. Italia está en primera línea, ¿ve usted esta contradicción?”

M.D’A.: “Sí, estoy de acuerdo. Además, necesitamos inmigrantes. Porque si queremos conservar cierto equilibrio entre los jóvenes y las personas que están jubiladas, necesitaremos inmigrantes en los próximos años. La misma Comisión Europea ha declarado que necesitaremos en los próximos 15 años cerca de 30 millones de inmigrantes. Entonces, más valdría tener una política europea de inmigración, cosa que no tenemos. Usted hablaba en concreto sobre Italia, y podría decirle que la responsabilidad es de Malta. Allí no acogen a nadie. En cuanto pasa un barco, lo único que hacen es indicarle el camino hacia Italia.”

E.: “Más solidaridad… Massimo D’Alema, gracias. “