Última hora

Última hora

Yesou 2012, una oportunidad para el medio ambiente

Leyendo ahora:

Yesou 2012, una oportunidad para el medio ambiente

Tamaño de texto Aa Aa

El sonido de Vox Maris, el órgano más potente del mundo según señala el libro Récord de los Guinnes,da la bienvenida a los visitantes de la Exposición Internacional de Yeosu, en Corea del Sur.

Pocas semanas antes de la apertura oficial, el recinto donde se ubica está prácticamente listo. Su temática es los océanos y las costas vivas, por ello los organizadores han hecho todo lo posible para minimizar el impacto ambiental de este evento.

Un viejo silo de cemento se ha convertido en un sistema de desalinización de agua de mar. A plena capacidad suministra 12 toneladas de agua potable por día, suficiente para abastecer a cerca de 6000 personas.

“El propósito de esta exposición es suministrar una solución para problemas actuales mediante el uso de tecnología del futuro. Como saben, la escasez de agua es un grave problema. Con la presentación de un sistema como este queremos enviar un mensaje al mundo: podemos encontrar soluciones a nuestros problemas en los océanos”, señala un ingeniero.

El Pabellón de Corea es el primero en el mundo que funciona prácticamente en su totalidad con corriente de hidrógeno, sin emisión de carbono. Hasta ahora, este tipo de tecnología sólo se utilizaba en los vehículos a motor. Un día se podría cambiar radicalmente la forma de producir energía.

“Cuando seamos capaces de extraer hidrógeno directamente del agua, entonces todas las familias podrán usar esa electricidad para sus coches y para todo lo que necesiten. Solo entonces, dentro de 15 o 20 años, un sistema como este será económicamente viable”, asegura el ingeniero.

No se puede grabar en la sala de máquinas. La empresa quiere proteger su secreto industrial. Pero si el foco de atención se centra en el ahorro de energía, no podemos olvidar los medios de transporte. Para moverse por el recinto de la Exposición hay un autobús eléctrico. Está provisto de un sistema de carga muy particular. Veamos cómo funciona.

Una bobina de metal insertada en el asfalto suministra energía eléctrica a las bobinas que a su vez se encuentran en la parte inferior del vehículo. Así, las baterías se cargan de forma automática y sin cables cada vez que el autobús se detiene en una de esas parcelas, incluso aunque esté en circulación.

“Ahora el autobús está en una de esas parcelas; eso significa que la energía pasa de la parcela a la batería, y por tanto las baterías se cargan”, asegura el conductor del autobús.

No necesita horas de recargas ni baterías extra.
Esta Exposición internacional aspira a conseguir un futuro más ecológico para la ciudad, más en consonancia con el medio ambiente marino. Pero hoy, Yeosu todavía lleva la marca de un pasado desarrollo industrial.

La ciudad es sede de uno de los dos complejos petroquímicos más importantes de Corea del Sur, con más de 30.000 empleados. El 35% del petróleo refinado consumido en el país procede de aquí.

“Es cierto que el complejo industrial es esencial para la economía local, pero también es verdad que tiene un impacto negativo sobre el medio ambiente”, relata uno de los organizadores de la Exposición.

La Exposición Internacional es una oportunidad para los organizadores de promocionar el patrimonio natural de esta región, y así atraer turistas.

“Cuando se habla de turismo, la gente de Corea del Sur creen que el mejor sitio es la región que rodea a la capital. Pero después de la Expo, estoy seguro de que también la costa sur, con la ciudad de Yeosu como epicentro, se convertirá en una alternativa real”, relata el jefe de Comunicación de la Exposición Internacional Yeosu 2012.

Mucho se ha hecho para mejorar la calidad de las aguas costeras, mediante el dragado y la limpieza del puerto. Los organizadores garantizan que el agua está mucho más limpia que antes, pero los ecologistas señalan que se puede hacer más.

“De este lado, el agua siempre ha sido de primera calidad. Del otro, la calidad era muy baja. Antes de la Expo, nuestro grupo pidió la demolición del espigón para que el agua fluyera libremente. No se ha hecho por muchas razones, pero principalmente por falta de presupuesto. Y es una lástima”, señala un activista.
Los activistas se quejan de que sólo poco más del 4% de la energía suministrada en el recinto de la Expo es renovable. Pero los residentes de Yeosu prefieren pensar en esta Expo como una oportunidad de tener un futuro más limpio y nuevo,que mejore su ciudad.
“¿Que qué espero? Habrá muchos turistas después de la Expo. Los dueños de negocios ganarán más dinero.”, asegura un viandante. Otra mujer anade “El hecho de que la ciudad de Yesou vaya a acoger la Expo es muy significativo, porque hay muchas ciudades portuarias en Corea, pero esta es la única que ha sido elegida. Tras esa decisión, he visto muchas mejoras en la ciudad “. Mientras que otro hombre asegura que “El medio-ambiente se beneficiará de la Expo y además cambiará la mentalidad de los ciudadanos”.