Última hora

Última hora

Formación profesional para alcanzar un sueño

Leyendo ahora:

Formación profesional para alcanzar un sueño

Tamaño de texto Aa Aa

La formación profesional da a los estudiantes la oportunidad de adquirir habilidades y cualificaciones profesionales que les ayudarán a encontrar trabajo. En esta edición de Learning World nos fijamos en ejemplos de Kirguistán, Afganistán y Estados Unidos.

En Kirguistán, las escuelas de formación profesional son una herencia soviética, pero a medida que el país se mueve hacia una ecnomía de mercado, estos institutos también evolucionan.

Kirguistán: la escuela de la mano de la empresa

En Kirguistán, los tradicionales institutos de formación profesional de la época soviética siguen funcionando, hay 112 en todo el país, pero se han adaptado a la economía de mercado.

Existen escuelas que, con el apoyo de la Fundación Europea para la Formación Profesional, hacen un gran trabajo para adaptarse mejor a las necesidades del mercado laboral. Se caracterizan por la altísima tasa de inserción de sus alumnos una vez completados sus estudios.

La relación entre la escuela y las empresas es muy estrecha. Éstas comunican las especialidades que necesitan, sus vacantes, incluso algunos miembros de las principales empresas del país forman parte del tribunal que califica los exámenes. Uno de los cursos con más éxito es el de teleoperador.

cia
kyrgyzstan
etf

Afganistán: Mujeres al volante

Conducir en Afganistán ha sido cosa de hombres durante mucho tiempo. Pero en Kabul, una escuela enseña a las mujeres jóvenes a conducir. Además de ayudarles a conseguir su carnet, las clases fomentan su confianza en ellas mismas y les ayudan a desafiar algunas costumbres tradicionales.

Durante décadas, en ese país, las mujeres han luchado para ganar libertad y reformar una sociedad dominada por los hombres. Así que para ellas, conducir es una victoria.

code de conduite

Estados Unidos: Aprendices de astronauta

Llegar a la Luna ya no es necesariamente un sueño inalcanzable para los jóvenes que quieren ser astronautas. Asistimos a una competición para ganar un curso espacial y un entrenamiento específico en Rusia.

Un vuelo en ingravidez puede ser el divertido comienzo de una verdadera carrera en el espacio y la ciencia. Éste es el caso de los ganadores del concurso Space Lab. Niños de todo el mundo participaron, enviando a Youtube propuestas de experimentos espaciales. Las ideas ganadoras se pondrán en práctica en la Estación Espacial Internacional.

Y como premio, pueden ir a Japón para asistir al lanzamiento del cohete que lleva su experimento a la Estación Espacial Internacional… O bien algo aún más emocionante, un auténtico entrenamiento de astronauta en Rusia.

“nasa“http://www.nasa.gov/centers/johnson/pdf/606877main_FS-2011-11-057-JSC-astro_trng.pdf
astronauts
youtube
gagarin