Última hora

Última hora

Polémica por la nueva ley forestal brasileña

Leyendo ahora:

Polémica por la nueva ley forestal brasileña

Tamaño de texto Aa Aa

El Congreso ha ampliado las zonas cultivables y, por lo tanto, ha reducido la zona protegida de bosque en cada propiedad privada: pasa del 80 al 40%.

Los ecologistas dicen que ha ganado el lobby agrario. El diputado Paulo Piau lo desmiente: “El nuevo código ha sido aprobado y representa, primero el compromiso con los productores rurales y segundo que estos productores tendrán más estabilidad y más seguridad jurídica. Con esto gana la producción y el medioambiente”.

El diputado y exministro de Medioambiente Sarney Filho considera que representa un atraso. “Brasil es el cuarto país responsable de la emisión de gases de efecto invernadero. Pero, a diferencia de otros países, emitimos gases no al producir energía, no por la industria, lo hacemos por la deforestación. Ahora con esta legislación se modifica el marco legal que ha funcionado hasta ahora para reducir esta deforestación”, ha explicado.

Esta nueva ley plantea una amnistía para los infractores de la anterior, que data de 1965. Dilma Rousseff ha amenazado con vetar esta parte.

El roce entre ecologistas y agricultores es constante en cuanto a las leyes forestales y del suelo. El sector agrario supone un 5% del PIB del país y tiene una gran influencia política.

Los ecologistas aducen además que los planes de reforestación de esta nueva legislación no son suficientemente ambiciosos.