Última hora

Última hora

Conociendo a los gitanos europeos

Leyendo ahora:

Conociendo a los gitanos europeos

Tamaño de texto Aa Aa

La mejora de las condiciones de vida de la población gitana y su integración, son grandes retos para muchos gobiernos europeos.

Hay mucho por hacer, y hay lugares, como Kavarna, en Bulgaria, en los que las cosas funcionan.

Hace diez años este hombre se quejó al parlamento porque a los gitanos no se les permitía entrar en determinadas cafeterías o tiendas.

Las cosas cambiaron radicalmente con la llegada de un nuevo alcalde. Es una excepción, muy diferente a la situación en el resto del país, como cuenta Sebastian Romanov, gitano residente en la ciudad. “Los animales están mejor integrados en Bulgaria que los gitanos, y le diré por qué: porque los fondos de la Unión Europea no llegan a los niños. Para conseguir una buena integración, necesitamos fondos. Nadie tiene trabajo. No hay trabajo, pero quieren que nos integremos. Dígame como, explíquemelo.”

Pero aquí en Kavarna, la población gitana puede ver ya un futuro mejor. Están construyendo nuevas casas y mejorando sus barrios.

Esta ciudad es un ejemplo para el país, que tiene la segunda mayor población gitana de Europa.

El alcalde puso en marcha un servicio de integración, y están dando mucha ayuda.

Seamus Kearney, euronews: “Este lugar solía parecer un vertedero, pero ha sido transformado totalmente. Se han construido 50 casas nuevas, y hay muchas más en proyecto. La comunidad gitana dice que nada de esto hubiera sido posible sin la ayuda financiera de las autoridades locales.”

El alcalde de Kavarna ha hecho famosa su ciudad por los festivales de heavy metal. Un curioso personaje, que muestra orgulloso las firmas de las estrellas que han tocado en Kavarna. Tsonko Tsonev no es gitano, es un apasionado de la igualdad. “Cuando me eligieron alcalde empecé a trabajar para todos los grupos étnicos: gitanos, búlgaros, tártaros, gagauzos, armenios… Sin diferencias. No trabajé por los gitanos especialmente. Simplemente lo hice de acuerdo con la proporción de la población. Por ejemplo, los gitanos son un tercio de toda la población y propuse que un tercio del presupuesto municipal debería destinarse a las infraestructuras de sus barrios, incluso más de un tercio porque las condiciones de estos barrios eran las peores.”

Mientras las banderas gitanas ondean al viento en Kavarna, a sólo unas horas de aquí, otros gitanos quieren expresar su angustia, y nos invitan a grabar su barrio.

En Novi Pazar está una de las principales organizaciones de apoyo a los gitanos de Bulgaria. Denuncian la segregación de la comunidad.

Deyan Kolev trabaja para la ONG Amalipe, en el Centro para el Diálogo entre las Etnias y la Tolerancia. “Los gitanos y los búlgaros viven en barrios separados. Los gitanos tienen sus barrios y los niños van a escuelas en las que la mayoría de los alumnos son gitanos. Y esto tiene un impacto en la calidad de su educación, y también en la actitud general hacia la comunidad gitana”.

Las autoridades europeas apoyan proyectos de ayuda a la educación, el alojamiento, el empleo y la salud.

Al lado de esta escuela hay un centro comunitario de la ONG. Allí trabaja Emilia Aldinova, mediadora intercultural. “Si hay niños en el barrio que no están en la escuela, les ayudamos a inscribirse. Si hay niños que están matriculados pero no vienen, vamos a su casa para ver cuáles son las razones y traerlos de vuelta al colegio para continuar con su educación.”

Ayudan a estudiantes como Bozhanka Nikolaeva. Tiene 15 años. “Me gustaría conseguir mi sueño, no equivocarme. Después del instituto quiero estudiar en una escuela profesional de agricultura.”

Pasha Salim también ha encontrado su sitio en el centro. “El centro comunitario Amalipe nos apoya. Compartimos nuestros problemas con ellos y les pedimos apoyo cuando tenemos problemas con los profesores.”

España tiene la mayor población gitana de Europa occidental. Las políticas de integración llevan años funcionando.

El Sacromonte de Granada es un barrio tradicionalmente gitano. Conocido por el flamenco, es destino de los miles de turistas que visitan la ciudad cada año.

Seamus Kearney, euronews: “España ha construido un modelo para otros países europeos que quieran luchar contra la discriminación hacia los gitanos y mejorar su integración social. Pero los expertos locales dicen que aunque se ha avanzado hay mucho por hacer.”

Se está trabajando en las zonas más desfavorecidas, y con los inmigrantes gitanos que llegan del este de Europa.

Según las autoridades, en los últimos 20 años el porcentaje de gitanos de Granada en riesgo de exclusión social ha pasado del 70 al 30 por ciento. Ese 30 por ciento, sigue siendo mucho.

Las asociaciones que luchan por los derechos de los gitanos se están centrando en programas educativos, dicen que todavía falta mucho para acabar con la discriminación. La Fundación Secretariado Gitano está presente en todas las provincias españolas. Francisca Cortés es la coordinadora en Granada. “Uno de los problemas fundamentales con los que nos encontramos para la mejora de la situación de la comunidad gitana es la imagen negativa que el resto de la sociedad tiene de la comunidad gitana. Todavía la imagen está muy estereotipada. Cuando hablamos de gitanos caemos en prejuicios, en estereotipos. Y eso hace que esa imagen negativa de la comunidad gitana produzca todavía casos de discriminación.”

José Antonio Cortés sabe muy bien de lo que habla. “No siempre he tenido malas experiencias, pero sí por ser gitano como que no te han hecho caso. Has ido a entregar un currículum y directamente lo han tirado a la basura solo por ser gitano.”

Gracias a los programas especiales de formación se hacen varios contratos al año. Son cursos en colaboración con empresas en las que podría haber puestos disponibles en el futuro.

Pero con la crisis económica y los problemas que atraviesan muchos países, conseguir financiación es todo un reto para las organizaciones que ayudan a la comunidad gitana.

Magdalena Sanchez Fernandez, Delegada Provincial de Igualdad y Bienestar Social del Gobierno de Andalucía en Granada, asegura que su gobierno sigue apostando por la integración. “El gobierno andaluz ha priorizado en la situación económica actual todas las políticas de atención, precisamente para que los que están en riesgo de exclusión no sean excluidos. Si dejamos de invertir en la población gitana que pueda estar en riesgo de exclusión social, lógicamente los estamos condenando a estar y vivir en condiciones infrahumanas y vivir en esa exclusión social.”

La Fundacion Secretariado Gitano sigue trabajando para derribar estereotipos, acompañando a la comunidad en el camino de la integración, a pesar de la situación económica. Porque todavía queda mucho por hacer, dice Francisca Cortés. “Esta situación de crisis que nos afecta a la población en general, afecta a los grupos más vulnerables en particular, y a la comunidad gitana de manera muy fuerte. Aunque en el ámbito de la vivienda se ha mejorado mucho, quedan muy pocos reductos de chabolismo en España, pero aún existen.”