Última hora

Última hora

Adiós al tradicional bipartidismo griego

Leyendo ahora:

Adiós al tradicional bipartidismo griego

Tamaño de texto Aa Aa

Sí o no al rescate. Es la verdadera cuestión que se plantea en las parlamentarias del próximo domingo en Grecia.

Gran parte de la población culpa de la actual crisis a los principales partidos: el conservador Nueva Democracia y el socialista Pasok, los únicos que apoyan el impopular rescate que ha impuesto en el país amplias y dolorosas medidas de austeridad.

El nivel de vida de los griegos ha caído en picado. Las colas en los comedores de beneficencia son cada vez más frecuentes. Uno de cada tres griegos vive prácticamente por debajo del umbral de la pobreza.

Todo marca el fin de las grandes mayorías para conservadores y socialistas. Según los sondeos, el electorado griego emitirá un voto de castigo contra el socialista Pasok liderado por Evangelos Venizelos y el conservador Antonis Samaras, quién ya ha dicho que no negociará con los socialistas.

El resultado previsible es un Parlamento fraccionado en al menos ocho partidos, algunos de ellos bastante radicales.

La caída media del 30% en sueldos y jubilaciones, y el paro del 21% pasarán sin duda factura al bipartidismo tradicional. Sobre todo porque tras tantos sacrificios, el país sigue en recesión y sin indicios de crecimiento. El descontento se traduce en protestas callejeras casi cotidianas.

Muchos griegos prefieren votar ahora a partidos más extremistas que buscan capitalizar el descontento general con eslóganes tan elocuentes como: no a los recortes y fuera los inmigrantes.

Son formaciones como la neonazi Amanecer Dorado que, según los pronósticos, entrará en el Parlamento.

Un panorama que inquieta sobremanera a la Unión Europea. Las elecciones del domingo marcarán el final del Gobierno del tecnócrata Lucas Papademos, y Bruselas insiste en que gane quien gane debe cumplir el programa acordado por el bien de toda Europa.