Última hora

Última hora

Barnier: "Los bancos deberían pagar por los bancos"

Leyendo ahora:

Barnier: "Los bancos deberían pagar por los bancos"

Tamaño de texto Aa Aa

Desde hace dos años, Michel Barnier es comisario europeo de Mercado Interior y Servicios. Por ello, intenta domar la finanza europea y completar el mercado único. Euronews ha conversado con él sobre este doble desafío, que la crisis ha hecho aun más urgente. Barnier tuvo responsabilidades ministeriales en Francia y también nos libra su opinión sobre el difícil equilibrio entre austeridad y crecimiento.

Audrey Tilve, Euronews:
“En la Comisión Europea, usted es de los que están en primera línea en la lucha contra la crisis y sus causas. Volveremos sobre el tema. Pero, primero, me gustaría referirme a la exasperación de los europeos frente a la austeridad erigida en dogma. Lo vimos recientemente en Holanda, donde cayó el gobierno. ¿No sería tiempo de reflexionar, de interrogarse sobre esta austeridad a marchas forzadas aunque se vuelva a dar prioridad al crecimiento?

Michel Barnier:
“Cuando se habla de austeridad, se trata de medidas tomadas en varios países para reducir los déficits, para crear menos deuda. Y, esta austeridad o rigor, todavía es más difícil y rigurosa porque, desde hace veinte o treinta años, en estos países la gestión ha sido peor debido a cheques en blanco o hipotecando a las generaciones futuras. Se gastaba más de lo que se ganaba. Esto es lo complicado hoy y que debe hacerse rápidamente. Si estos países, y no solo Grecia, no hacen un esfuerzo de control, de mejor gestión de sus finanzas públicas, no podrán seguir pidiendo préstamos. Solo lo podrán hacer a intereses exorbitantes o nadie les prestará”.

Euronews:
Pero hay muchos países en recesión, sus tasas de paro se disparan. En España, está en cerca del 25 por ciento. Y, lo que se pide, es simplemente más tiempo para descender por debajo del 3 por ciento de déficit. Ya que, a menudo, no se puede cumplir con este objetivo y no se permite ninguna flexibilidad. Sobre todo con el Tratado Presupuestario.

Michel Barnier:
“Este tratado presupuestario, es una reglamentación de copropiedad. No lo decidieron, aquí en Bruselas, tecnócratas o burócratas. Lo discutieron gobiernos, jefes de Estado… “.

Euronews:
Fue, sobre todo, Alemania quien lo quiso.

Michel Barnier:
“Fue discutido por parte de 25 gobiernos, 25 primeros ministros o jefes de Estado. Democráticamente elegidos, que decidieron conjuntamente lo que deberían hacer, lo que hubiéramos tenido que hacer desde hace diez años. Es decir, la unión económica y presupuestaria para acompañar a la unión monetaria. Si se quiere que este esfuerzo, lo que usted llama austeridad, sea soportable, si se quiere que los pueblos apoyen este pacto presupuestario y esta coordinación económica, hace falta crecimiento, hace falta empleo”.

Euronews:
Hablemos de crecimiento. Su relanzamiento es urgente. Todo el mundo está de acuerdo, incluido Alemania. Pero también hay divergencias. Para simplificarlo, hay quien como la señora Merkel o el señor Draghi quieren el relanzamiento por las reformas estructurales: más flexibilidad en el mercado de trabajo, más liberalización… Y, después, quienes quieren este relanzamiento por las inversiones, se sobreentiende públicas. ¿Dónde se sitúa usted?

Michel Barnier:
“Las cosas no son tan claras. Deseo que los jefes de Estado y de gobierno, que pronto se reunirán en Consejo Europeo, discutan de todo ello y creen esta estrategia como lo dijo Mario Draghi. O adopten otra iniciativa europea, que propuse, por el crecimiento. Medidas a corto término: por ejemplo para utilizar mejor los fondos estructurales disponibles; para amplificar los medios del Banco Central Europeo de Inversión; para crear lo que la Comisión Europea nombró como proyectos de bonos. Es decir, préstamos mutualizados, garantizados a nivel europeo para invertir en infraestructuras, redes para la economía digital, energía o transportes limpios. El segundo elemento es el mercado único. Se trata de reformas estructurales. Propusimos una cincuentena de reglas o leyes europeas para facilitar la movilidad, la inversión, la innovación”.

Euronews:
Cuando se piensa en mercado único, se piensa en armonización, en competencia a armas iguales. Pero esta competencia entre países europeos, por ahora, no se hace a armas iguales. Hay grandes diferencias entre los asalariados con las consecuencias conocidas. Sobre todo, con deslocalizaciones. Hay límites a este mercado único… “.

Michel Barnier:
“No todo es igual en este mercado. Pero el camino que hemos tomado es el de armonizar, de juntarnos cada vez más. Es el de tener normas, reglas comunes y, por tanto, no impedir la competencia. La competencia forma parte de la vida, aunque yo trabajo para que esta competencia sea leal y equitativa. Este mercado, es la principal oportunidad para el crecimiento”.

Euronews:
Usted también tiene la responsabiliad de regular la finanza en Europa. Desde hace dos años, consagra muchas energías a ello. Pero los mercados financieros continúan teniendo por el cuello a los gobiernos. ¿Hay una manera de salir de esta dependencia?

Michel Barnier:
“Ningún mercado financiero, ningún actor financiero, ningún producto financiero no se escapará, lo digo claramente!, a una regulación eficaz y una supervisión pertinente. Este es mi trabajo, devolver la transparencia, las reglas, la gobernanza, devolver simplemente la moral allí de donde había desaparecido desde hace quince o veinte años. Y para volver a contar con unos mercados financieros al servicio de la economía real. Es verdad que no hemos llegado al final de esta agenda, aunque hemos progresado mucho. Ningún mercado, ningún actor, ningún producto se escaparará a esta regulacion”.

Euronews:
Una palabra sobre las agencias de notación. Son omnipotentes, al menos las tres principales. Usted intenta remediarlo, pero choca con resistencias. Hubiera querido que no se calificara a los países que reciben ayuda. Algo no aceptado. También hubiera querido una agencia pública europea. Y la idea tampoco fructificó. ¿Cómo se puede regular su influencia?

Michel Barnier:
“Los actores de los servicios financieros y las agencias están en primera línea y deben prepararse a ser encuadrados por una regulación pública. Por ello, propuse reducir la dependencia de las calificaciones en todas nuestras regulaciones. Propuse suprimir los riesgos de conflictos de intereses entre los que piden estas notas, los que las pagan y los que las hacen. No llevo a cabo una guerra contra las agencias. Pienso, simplemente, que no son suficientemente numerosas y que, en el pasado, han fallado. Se pudo comprobar en Estados Unidos con los productos tóxicos o cuando le dieron su visto bueno a bancos que quebraron semanas más tarde”.

Euronews:
Una última cuestión sobre los bancos. Quiere que sean más robustos. ¿Será la garantía de que el contribuyente no deberá volver a reflotarlos como en los últimos años?

Michel Barnier:
“Precisamente es el objetivo del paquete, de las disposiciones que he preparado. Ahora mismo, están en consulta. Desde hace tiempo, pienso que la prevención cuesta menos caro que la reparación. Y, cuando se está obligado a reparar, hay que haberlo preparado. Una reparación preparada es menos cara que una quiebra desordenada, donde se le pide al contribuyente que pague. Quiero que los bancos paguen por los bancos cuando estén en dificultades, y no los contribuyentes”.