Skip to main content

| Compartir este artículo
|

La política exterior ha sido la gran ausente de esta campaña electoral.
Los dos candidatos han hablado poco de asuntos internacionales, y cuando lo han hecho, siempre ha sido en el plano económico, obligados por la crisis financiera que marca la actualidad en toda Europa.

Nicolas Sarkozy se presenta junto con Angela Merkel como el garante del pacto de estabilidad que obliga a todos los países de la Eurozona a alcanzar el equilibrio presupuestario. El presidente saliente esgrime siempre el mismo argumento.

Nicolas Sarkozy: “¿Hay algún francés que quiera para Francia la misma situación que están viviendo países como Grecia, Portugal, España, Irlanda e Islandia?”

El socialista François Hollande, por su parte, ya dijo en sus primeros mítines de campaña que si llega al Elíseo, renegociará el Pacto de Estabilidad para favorecer el crecimiento.

François Hollande:
“Nuestra Europa puede ser la solución, salvo si se autocondena a la austeridad, que es la orientación que ha elegido el candidato saliente junto con la canciller Angela Merkel”

Si renueva mandato, Nicolas Sarkozy ha anunciado su intención de revisar los Acuerdos de Schengen para blindar las fronteras exteriores de Europa. En la recta final de la campaña y con los votos del Frente Nacional en juego, Sarkozy ha declarado que en Francia hay demasiada inmigración.

Con respecto a Afganistán, los dos candidatos hablan el mismo idioma: Francia debe retirar a sus soldados del país, la única diferencia es de calendario: Hollande quiere que los soldados franceses estén de vuelta antes de finales de año y Sarkozy a finales de 2013.

En cuanto a Siria, Nicolas Sarkozy excluye una intervención militar internacional como la que Francia lideró en Libia, pero es partidario de establecer corredores humanitarios.

Hollande tampoco habla de intervención armada contra el régimen de Bashar al Assad, y apuesta por la puesta en marcha inmediata del plan de paz para Siria de Koffi Annan.

Aunque en política exterior hay más consenso que desencuentros, el candidato saliente se beneficia de su omnipresencia en la escena internacional durante su presidencia.

Consciente de ello, Sarkozy ha jugado a fondo la baza de la experiencia, aunque los simpatizantes de Hollande responden señalando que Barack Obama tampoco tenía experiencia cuando llegó a la Casa Blanca.

Didier Burnod. euronews
Para profundizar en la campaña electoral francesa hemos hablado con el corresponsal en París del periódico británico The Times. Señor Bremner, buenas tardes.

Usted sigue la política francesa desde hace muchos años, ha cubierto varias elecciones presidenciales. En 2007 dijo que la campaña de Selogène Royal y Nicolas Sarkozy fue fascinante. ¿Qué impresión general tiene de la cosecha de 2012?

Charles Bremner. Corresponsal en París de The Times:

La cosecha de 2012 ha sido muy diferente, no ha habido demasiado fervor ni efervescencia, tampoco mucha orientación, porque los temas de campaña han sido muy confusos.

Por un lado teníamos al candidato saliente, como dice el señor Hollande, que ha cambiado prácticamente todas las semanas su tema principal, y por otro François Hollande, que tiene consistencia pero sin mucha pasión, sin energía.

euronews:
Globalmente es una campaña en la que no se ha dado mucho espacio a los grandes asuntos internacionales. Es un poco paradójico para un país que reivindica una plaza de líder en Europa y en el mundo. ¿Cómo se ha percibido esa ausencia de temas internacionales en el extranjero?

Charles Bremner:
Sin ser demasiado crítico, visto desde el exterior da la impresión de que la campaña ha esquivado los verdaderos problemas que afronta Francia en estos momentos; es decir: la economía y la situación del euro.

euronews:
Por un lado tenemos a un candidato, Nicolas Sarkozy, el presidente saliente, que ha sido parte activa en la gestión de la crisis de la Zona Euro. Por otro, está François Hollande que no tiene una experiencia equivalente, y Nicolas Sarkoy no ha utilizado esa baza en la campaña. En su opinión ¿por qué no lo ha hecho?

Charles Bremner:
Al principio de la campaña lo utilizó, hablo mucho del modelo alemán, si lo recuerda. Pero dejó de hacerlo enseguida porque vio que no funcionaba. No ha querido herir demasiado la sensibilidad de los franceses, por eso ha preferido centrarse en otros asuntos, un poco nacionalistas y en otros temas como la carne Halal o la inmigración que verdaderamente no forman parte de las preocupaciones cotidianas de los franceses.

euronews:
Un sondeo publicado esta semana indica que casi dos de cada tres franceses encuestados creen que Nicolas Sarkozy es más capaz de influir en Europa. ¿Cree que es también lo que se piensa más allá de las fronteras francesas?

Charles Bremner:
Yo creo que es el caso, porque a Nicolas Sarkozy por lo menos le conocemos, sabemos que es un líder fuerte, muy enérgico y que ahora tiene la experiencia de cinco años al timón de Francia.

Y a François Hollande no lo conocemos, como sabe le falta experiencia, por tanto es un desconocido, por eso preferimos imaginar la continuación de Nicolas Sarkozy.

euronews:
¿Y ahora, a pocos días de la segunda vuelta, esa imagen no ha cambiado?

Charles Bremner:
La imagen se ha esclarecido un poco porque todos hemos escrito su perfil, hemos hecho entrevistas y hemos explicado de dónde viene, sus orígenes, su ideología, pero él mismo no ha precisado lo que quiere hacer.
Y es una de las cosas que prepcupa un poco a los socios europeos.

euronews:
Los dos candidatos han dejado un poco de lado a los medios extranjeros, a la prensa internacional. Como corresponsal de un periódico británico ¿cómo ha vivido esa situación, y sobre todo, cómo la explica?

Charles Bremner:
Al principio de la campaña, François Hollande se mostraba muy abierto, nos recibió dos o tres veces, entre ellas para una comida sin micrófonos, como decimos, y tenía muchas ideas. Pero desde hace algunas semanas, nos han excluído los dos bandos. Nicolas Sarkozy nunca se ha mostrado muy abierto con la prensa extranjera, y ha dado poquísimas entrevistas desde su llegada al poder en 2007.

euronews:
Charles Bremner, corresponsal en París de The Times, gracias por su análisis.

Copyright © 2014 euronews

Más información sobre:
| Compartir este artículo
|

JavaScript es necesario para ver este vídeo


Conexión
Por favor, introduzca sus datos de acceso

o Regístrese para obtener una cuenta

¿Olvidó su contraseña?