Última hora

Última hora

Sarkozy y Hollande, aceleran tras el debate, en la recta final de campaña

Leyendo ahora:

Sarkozy y Hollande, aceleran tras el debate, en la recta final de campaña

Tamaño de texto Aa Aa

Dos candidatos, un mismo destino. A la mañana siguiente del gran debate de las presidenciales francesas, François Hollande y Nicolas Sarkozy se han dirido a sendas emisoras de radio para seguir defendiendo sus posiciones cuando sólo les quedan dos días de campaña.

Para el presidente saliente, al que los sondeos siguen dando perdedor, la batalla aún no ha terminado. “Creo que la participación será muy importante en la segunda vuelta. La audiencia del debate ha sido elevada. Hay que estar loco para decir que un debate así, ante 20 millones de telespectadores no tiene ninguna importancia. Nunca hubo tanta incertidumbre ante una elección”, afirmó Sarkozy en su intervención radiada. “El debate tenía que ser áspero, pero no un debate de injurias, porque a los franceses eso no les gusta y porque quiero ser un presidente de reconciliación, un presidente que une y defiende sus argumentos, pero sin ofender”, dijo, por su parte, el candidato socialista.

El miércoles por la noche, durante casi 3 horas, los dos candidatos se enzarzaron en un cruce de cifras y reproches. Sarkozy defendió su experiencia y Hollande le reprochó el estado en el que ha dejado el país. Una ocasión que el presidente saliente aprovechó para preguntarse cómo estaría Francia sin sus reformas, echando mano de una referencia a España. Según Christian Delporte, analista de medios y politólogo, “lo más peculiar fueron los 10 primeros minutos, que fueron 10 minutos de intimidación entre los dos hombres, que dieron el tono al debate”.