Última hora

Última hora

El voto de castigo verdugo del bipartidismo en Grecia

Leyendo ahora:

El voto de castigo verdugo del bipartidismo en Grecia

Tamaño de texto Aa Aa

Una enorme incertidumbre planea sobre Grecia. Este domingo, los electores están convocados a las urnas para renovar su Parlamento, pero el ambiente de cólera y decepción con los dos partidos mayoritarios, al frente del país durante décadas, hace temer una dispersión del voto en entre 8 y yo pequeñas formaciones que podrían entrar en el Parlamento.

El 85% de los griegos desconfían en los políticos, uno de cada tres no sabe aún por quién votará en estas elecciones anticipadas. Es el caso de Eirini Kostaki, que lo único que sabe es por quién no va a hacerlo.

Eirini Kostaki. Peluquera:
“Los dos grandes partidos me han decepcionado. Solía votar por uno de ellos, pero esta vez no lo haré, porque no creo que vayan a cambiar su forma de gobernar”

En coalición en el Gobierno con los socialistas del Pasok, el líder de los conservadores de Nueva democracia, Antonis Samaras, quiere estimular el crecimiento mediante reducciones de impuestos y renegociar ciertas partes del plan de salvamento que ha impuesto en Grecia una austeridad draconiana:

Antonis Samaras. Líder de Nueva Democracia:
“Cuando nos declararon en quiebra, nos prohibieron que hicieramos del crecimiento nuestra prioridad. Ahora es obvio para todo el mundo”

Los socialistas del Pasok, que también firmaron el plan de salvamento y por tanto avalaron la austeridad, quieren dar un balón de oxígeno a los griegos escalonando las medidas dolorosas en tres años en vez de dos.

Su jefe de filas, Evangelos Venizelos, busca tranquilizar al electorado:

Evangelos Venizelos. Líder del PASOK:
“Ningún griego debería vivir con miedo de las nuevas medidas de austeridad de junio. Nos comprometemos y garantizamos que no habrá nuevos impuestos”

No es seguro que baste para convencer a los votantes; los demás partidos se oponen al plan de salvamento. Entre ellos, formaciones de izquierda como Antarsya que pretenden canalizar la cólera popular.

Petros Constantinou. Líder de Antarsya:
“A partir del 7 de mayo tendremos que levantarnos contra ellos con más fuerza. El mensaje será muy claro: resistimos contra los capitalistas y tenemos soluciones alternativas contra ellos”

También se teme que el partido neonazi, ultranacionalista y xenófobo Amanecer Dorado consiga por primera vez representación parlamentaria.

Creado hace veinte años, en 2009 obtuvo un 0,23% de apoyos. Con un 5% de intenciones de voto en estos comicios, pasaría fácilmente la barrera del 3% para acceder al Hemiciclo.

Este fin de semana, las elecciones más esperadas no son las presidenciales francesas, sino las griegas, dónde los electores furiosos buscan la manera de castigar a los dos grandes partidos, que apoyaron el multimillonario rescate a Atenas.

Los sondeos indican que ni el Partido Socialista ni el centrisa Nueva Democracia podrán formar un gobierno sin coaliciones. Y la presión de los grupos movilizados contra la austeridad podría hacer peligrar la capacidad de Grecia para aplicar las medidas exigidas por el rescate de la Unión Europea y el FMI.

Desde la capital griega, hemos entrevistado a Nikos Konstandaras, quien es el director del periódico Kathimerini.

Euronews: Nikos, ¿los griegos buscan algún cambio tras las elecciones o se trata más bien de expresar su descontento hacia la clase política?

Nikos Konstandaras: Los votantes griegos todavía están confusos. Estas son las primeras elecciones en época de austeridad.

Todo ha cambiado, empezando por la economía. Sus vidas y la sociedad en su conjunto están en pleno cambio.

Ahora también la política está cambiando. Pero los electores aún no tienen opción de votar a nuevos partidos. Así que en estas elecciones están los mismos partidos de siempre, desorientados y en busca de una credibilidad que perdieron debido a las políticas aplicadas durante los últimos 40 años.

Todo ello ha hecho que los partidos alternativos hayan ganado terreno. Pero no se han establecido como una opción consolidada. Así que no sabemos a dónde nos llevan estas elecciones.

Estamos presenciando el fin del viejo sistema de alternancia bipartidista, en el que los principales partidos conseguían el 80% de los votos y que había funcionado desde 1974.

Euronews: De todas maneras, sea quien sea quien llegue al poder el domingo, estará obligado a aplicar las medidas de austeridad. ¿No es así?

Nikos Konstandaras: Sin duda alguna. Las elecciones llegan en un momento en el que hay que elegir entre: partidos políticos que han aceptado el rescate a regañadientes y aquellos que se han opuesto con firmeza. Ahora estos últimos dicen que la única manera de salir adelante es dejar de pagar y renegociar el plan de ayuda, aunque la gente seria sabe que esta no es una opción.

Creo que habrá mucha gente que utilizará su voto como protesta y no apoyará a los grandes partidos. Al mismo tiempo, estos electores esperan que las principales formaciones tengan suficiente apoyo y que haya una cierta estabilidad para continuar las negociaciones con nuestros socios internacionales y conservar el plan de rescate.

Euronews: ¿Usted cree que el pueblo griego quiere seguir en la Eurozona?

Konstandaras. Según los sondeos más recientes, ¡el porcentaje de gente a favor de permanecer en la Eurozona estaba por encima del 70%!

El caso es que si salimos de la Eurozona, no habrá más incentivos para llevar a cabo las reformas. Y el país necesita un cambio después de una década durante la que no se ha modificado nada.

Así que si dejamos la Eurozona, presenciaremos el hundimiento de Grecia o la veremos remando en solitario… sin amigos y sin poder echar mano a una estabilidad externa como en la actualidad.

Euronews: ¿Cuáles son sus predicciones para el domingo? ¿A quien ve tomando las riendas? ¿Quizá podríamos ver un matrimonio de conveniencia entre los socialistas y el partido Nueva Democracia?

Konstandaras: Parece que podría ser la coalición más estable y más capacitada para superar las dificultades a las que nos enfrentamos.

Cualquier otro desenlace podría ser muy arriesgado para el resto de formaciones. Daría lugar a un proceso muy largo, ya que los otros partidos son mucho más pequeños y tendrían que hacer coaliciones que podrían caer en cualquier momento…

En Grecia no tenemos ninguna experiencia de coaliciones de gobierno. Puede haber sido confuso porque muchas veces han optado por las mismas políticas. Pero no había ningún compromiso o coalición. Lo que nos encontremos el lunes, será una situación totalmente novedosa.