Última hora

Última hora

Pasear por Moscú: una nueva forma de protesta contra Putin

Leyendo ahora:

Pasear por Moscú: una nueva forma de protesta contra Putin

Tamaño de texto Aa Aa

La oposición rusa no escatima la imaginación. Los oponentes al tándem que forman el presidente Vladimir Putin y el candidato a primer ministro Dimitri Medvedev han ideado una nueva forma de protesta tras los episodios de violencia que se han vivido en los últimos días: los paseos masivos.

El pasado lunes por la noche varios centenares de personas vagabundeaban sin rumbo fijo por el centro de Moscú. Sin consignas ni pancartas. Eso sí, la mayoría portaban una cinta blanca (símbolo de las protestas anti-Putin).

En realidad, a estas alturas de este movimiento de lucha democrática inédito en Rusia, los eslóganes son de sobra conocidos por los moscovitas: la oposición pide la dimisión de Vladimir Putin y la repetición de las elecciones.

Las autoridades no pueden prohibir formalemente pasearse por Moscú, aunque sean ‘paseos’ de grupos de personas tan numerosos. A pesar de ello, agentes antidisturbios se emplearon a fondo para desalojarles de una pequeña plaza situada frente al edificio de la Administración Presidencial, en la plaza Vieja de la ciudad. Los ‘paseantes opositores’ se dirigieron al bulevar Chistoprudny. La protesta fue pacífica y más allá de la intervención en la Plaza Vieja, la policía no intervino, aunque estaban presentes y en gran número no muy lejos de estos peculiares paseantes del lazo blanco.

Los líderes opositores Alexei Navalny y Serguéi Udaltsov han propuesto reproducir estas caminatas colectivas de forma infenida. Ambos fueron detenidos por la policía durante la noche pero fueron liberados rápidamente uniéndose al grupo que seguía paseando en Chistye Prudy.

Los “paseantes opositores” han decidido celebrar otra marcha a finales de mayo – principios de junio; la fecha exacta será fijada en los próximos días. Mientras Udaltsov, que asegura no haber dormido en los últimos 3 días, desde las históricas protestas de la plaza Bolotnaya, el pasado domingo, ha conseguido irse a su casa.

Algunos grupos de estos paseantes han permanecido en las calles desafiando a la lluvia.

Más información actualizada y en castellano sobre las protestas rusas en la cuenta Twitter de Juan Carlos Pinov.