Última hora

Última hora

El "kamikaze" que iba a atentar en un avión estadounidense era un agente infiltrado

Leyendo ahora:

El "kamikaze" que iba a atentar en un avión estadounidense era un agente infiltrado

Tamaño de texto Aa Aa

La historia del atentado frustrado contra un avión estadounidense, que el lunes anunciaba la Casa Blanca, se ha convertido en un guión digno de Hollywood. El supuesto “kamikaze” parece que no era tal, sino un agente secreto, que se infiltró en la rama de Al Qaeda en la Península Arábiga y, una vez dentro, se ofreció como voluntario para la misión suicida.

Según las autoridades estadounidenses, gracias a esta operación, fruto de la colaboración entre la CIA y los servicios secretos saudíes, han conseguido hacerse con el nuevo tipo de bomba no metálica que los terroristas están desarrollando para conseguir pasar los controles de los aeropuertos. “Tener esa bomba en su estado original, antes de que explote, permite a los expertos saber cómo funciona, cómo puede detectarse. Es mucho más fácil cuando la bomba está intacta”, dice Richard Clarke, responsable de la oficina antiterroristas estadounidense durante los atentandos del 11-S.

Se supone que el artefacto en cuestión es una versión más sofisticada del que escondió en su ropa interior el joven nigeriano, que en 2009 intentó atentar contra un avión que volaba de Amsterdam a Detroit.