Última hora

Última hora

Diez años de música electrónica en las Nuits Sonores de Lyon

Leyendo ahora:

Diez años de música electrónica en las Nuits Sonores de Lyon

Tamaño de texto Aa Aa

Estas notas forman parte de la historia como las Nuits Sonores, que cumplen diez años, y que son una parada obligatoria en Lyon para los peregrinos de la música electrónica.

Jean-Michel Jarre, nacido en esta ciudad francesa, y padre de este género, estaba impresionado con la reinterpretación de su obra (Oxígeno, 1976).

“El hecho de tener hoy a jóvenes dedicados a la música electrónica que me hacen el honor de recuperar mi trabajo es (evidentemente) algo que me emociona mucho, porque la belleza de la música electrónica radica en que la mayor parte del tiempo es instrumental, y es precisamente este elemento transgeneracional el que funciona en los dos sentidos. En la misma medida en la que yo me siento orgulloso de ser fuente de inspiración para algunos jóvenes músicos, ellos me sirven de inspiración para la música que hago ahora”, comenta Jean-Michel Jarre.

Uno de los que se ha atrevido a escudriñar en las entrañas de Oxígeno, es Danger, nombre de guerra
de un rostro desconocido, pero que figura ya entre las jóvenes promesas del tecno.

“Yo he jugado realmente con esto, no es algo que me haya tomado a la ligera pero no he querido poner al álbum (Oxígeno) en un pedestal de ningún modo porque para mí no es este el objetivo mi trabajo” —dice Danger—. “Así que realmente con todos los elementos que tenía a mi alcance he intentado hacer alguna cosa muy actual con un material que al fin y al cabo, fue el inicio de la música electrónica, sintética. Yo he conservado bastantes temas principales sobretodo los melódicos. A nivel de los arreglos he cambiado algunas cosas, no he dudado en meter algunos elementos más potentes, más cercanos a un sonido “club”.

80.000 personas se esperan en esta décima edición de las Nuits Sonores, dedicada a Lyon y a los artistas locales. Una cita con la música fiel a su propia identidad.

“Es un festival urbano en la ciudad, en el que intentamos encontrar los lugares más hermosos de su patrimonio, como este antiguo hospital (Hôtel-Dieu), o parte de su gran patrimonio industrial, hemos sido fieles a esto y a la solidez de la programación. No entendemos de criterios comerciales, es una programación de artistas que reivindicamos, que deseamos, y que creo que es muy exigente. Su carácter urbano y esa exigencia son el éxito de las Nuits Sonores en estos diez años”, explica el director del festival, Vincent Carry.

Desde el primer concierto, hace una década, unos 2.000 artistas han pasado por las calles y plazas de Lyon.

Entre las novedades, destacamos al grupo estadounidense Yacht, en plena gira europea, que acompañan su propuesta musical con elementos visuales.

Un proyecto que inició Jona Bechtolt en Oregon, y al que se sumó posteriormente Claire Evans.

“Ni nuestra música, ni ninguno de nuestros álbumes se parecen porque todo lo que hacemos, no sé si es como un largo viaje de experimentación, con toda clase de géneros musicales diferentes. No queremos ser rehenes de un sólo estilo musical”, explica Jona Bechtolt.

Otro de los platos fuertes de la primera noche fue otro estadounidense, James Murphy, que continúa su viaje desde el punk a la música electrónica.

Y para cerrar las Nuits Sonores, veremos a un grupo de culto, New Order.