Última hora

Última hora

Barricadas en Beirut tras el secuestro de varios peregrinos libaneses en Siria

Leyendo ahora:

Barricadas en Beirut tras el secuestro de varios peregrinos libaneses en Siria

Tamaño de texto Aa Aa

El incesante goteo de incidentes en las calles del Líbano son una evidencia de que el conflicto sirio se enquista y se extiende.

Se abren las cicatrices en la sociedad libanesa, dividida, entre los favorables a la revuelta siria, y el grupo chií Hizbulá, fiel a Damasco.

“En la situación actual la responsabilidad recae sobre el Estado, y hacemos un llamamiento a la calma, a la tranquilidad y al respeto. Apostamos por una solución civil y pacífica y para ello vamos a trabajar día y noche, para que aquellos a quienes queremos vuelvan entre nosotros”, explica en una alocución el líder de Hizbulá, Hassan Nasrallah.

Según sus familiares (de los peregrinos), que se han lanzado a las calles de Beirut para protestar, los secuestrados, serían trece hombres.

“Nadie debería dedicarse a cortar carreteras —dice el líder de Hizbulá— “¿Qué ocurrió no hace tanto tiempo, con el bloqueo de las carreteras? Seré honesto diciéndoles que no queremos que ninguna de las partes saque ventaja de todo esto para enfrentarse con el Ejército libanés y arrastrar al país hacia una situación que no sea otra que la vía humanitaria para la liberación de los secuestrados”.

Los hechos se habrían producido en Alepo cuando, según sus allegados, el autobús libanés de peregrinos chiíes habría sido interceptado por un grupo de rebeldes.

Sin embargo, el opositor Ejército Libre Sirio (ELS) niega cualquier relación con el secuestro.