Última hora

Última hora

Principales candidatos a las presidenciales de Egipto

Leyendo ahora:

Principales candidatos a las presidenciales de Egipto

Tamaño de texto Aa Aa

Esta semana se celebra en Egipto la primera vuelta de unas elecciones presidenciales históricas para el país.
 
¿Qué senda tomará esta nación de 82 millones de habitantes? la campaña ha estado dominada por los islamistas, vencedores de las recientes legislativas y los candidatos procedentes del antiguo régimen que quieren encarnar la vuelta a la estabilidad, entre ellos, Ahmad ShafiK. 
 
Nombrado primer ministro en los últimos días de Mubarak y hasta su dimisión, un mes después, Ahmed Shafik es un puro producto del sistema político-militar egipcio. Antiguo piloto y con reputación de buen técnico, Shafik ha hecho de la lucha contra el crimen y la seguridad sus caballos de batalla.
 
Aunque él asegura que su pasado militar es una baza en este periodo de transición, parte de la población quiere una presidencia independiente del ejército.
 
Amro Musa se presenta como el garante de un Egipto pluriconfesional y abierto a la modernidad. Exsecretario general de la Liga Árabe, y jefe de la diplomacia de Mubarak durante diez años, Musa lleva meses de campaña, recorriendo el país de punta a punta.
 
También él hace hincapié en su experiencia, pero para sus adversarios es otro “fulul”, un vestigio del antiguo régimen.
 
Apoyado por la red militante de los Hermanos Musulmanes, Mohamed Mursi, puede valerse del dominio del Partido de la justicia y de la Liberatd, que tiene más de la mitad de los escaños en el Parlamento.
 
Pero esta fuerza no se ha traducido en la composición del gobierno de transición, y al mismo tiempo, da miedo a quienes temen un poder legislativo y ejecutivo en manos de los islamistas. Mursi se presenta como el único candidato con un programa islamista, olvidando deliberadamente a Abdel Moneim Abul Futuh. Este antiguo miembro de los Hermanos Musulmanes fue excluido del movimiento el año pasado, tras haber declarado sus ambiciones presidenciales en una época en la que la hermandad aseguraba que no presentaría candidato.
 
Abul Futuh, que ha centrado su campaña en la sanidad y la educación, se dirige tanto a los salafistas como a los liberales de Tahrir, e intenta mostrarse como el candidato de la unidad.
 
 

Olivier Péguy, euronews:

Con nosotros, en duplex desde París, Álvaro de Vasconcelos, director del Instituto europeo de Estudios de Seguridad. Usted es especialista de las relaciones euromediterráneas y acaba de escribir un libro, publicado recientemente, titulado “Listening to Unfamiliar Voices”.
 
Los egipcios están convocados a las urnas a partir de este miércoles para la primera vuelta de las presidenciales. Los comicios se desarrollan en un contexto que sigue siendo tenso. El Cairo es escenario frecuente de enfrentamientos violentos. ¿Qué garantiza, según usted, el buen desarrollo de las votaciones?
 

Álvaro de Vasconcelos:

“Evidentemente que por un lado, el poder militar acepte que la transición democrática debe continuar y que los resultados de las elecciones deben ser aceptados. También que haya un consenso absolutamente esencial entre los partidos islamistas y los partidos liberales, las fuerzas políticas liberales, porque en Egipto existe esta división bastante compleja: por un lado están los que han participado en la revolución, y por otro, los que han ganado las elecciones, los partidos islamistas que consideran, y con razón, que tienen la legitimidad democrática.“ 
 
 
euronews:

Una de las incógnitas es el resultado que obtendrá Mohamed Mursi, el candidato de los Hermanos Musulmanes. La hermandad, através de su partido Libertad y Justicia es la primera fuerza política del país. Pero su candidato para las presidenciales no es necesariamente el mejor situado. Según usted, ¿esta elección se le escapará o podría escapársele de las manos a los Hermanos Musulmanes?
 
 
Álvaro de Vasconcelos:

Sí, yo creo que sí. Como recordará, los Hermanos Musulmanes no tenían la intención de presentar candidato a las elecciones presidenciales. Habían decidido que no debían abarcarlo todo, que para ellos, era demasiado pronto para controlar todos los resortes del poder, que para ellos tener por un lado el Parlamento y por otro la presidencia sería complicado, que sería mal aceptado tanto en Egipto como en el exterior. Por eso presentaron un candidato sólo después de que los salafistas presentaran al suyo.
 
 
Tuvieron miedo de que el candidato de los salafistas se hiciera con todos los votos de los islamistas, porque para los hermanos Musulmanes, el auge de los salafistas es un grave problema. Y por eso presentaron su candidato. Su candidato no fue aceptado por los militares, que consideraron que no reunía todas las condiciones porque había sido juzgado en el pasado, durante el antiguo régimen. Por eso presentaron otro candidato que creo, no tendrá un gran éxito electoral.
 
 
euronews:

Y según usted, ¿aceptarán los Hermanos Musulmanes que las elecciones se les escapen?
 
 
Álvaro de Vasconcelos:

Sí, porque los Hermanos Musulmanes están en una dinámica de legitimidad democrática.

 
euronews:

¿Cree que Amro Musa, exministro de Exteriores de Hosni Mubarak y exsecretario general de la Liga Árabe jugará algún papel?
 
 
Álvaro de Vasconcelos:

Yo creo que Amro Musa va a ser percibido por quienes tienen de su lado la legitimidad revolucionaria y por aquellos que tienen la legitimidad democrática, es decir, los Hermanos Musulmanes, como un candidato que representa el antiguo régimen.
 
Le apoyará la gente del antiguo régimen, de zonas rurales, gente de sectores menos implicados en política que la población del Cairo, pero evidentemente, tendrá muchas dificultades y no creo que pueda ganar las elecciones a causa de todo eso.
 
 
euronews:

Entre los candidatos, ¿quién es el heredero del levantamiento popular del año pasado?
 
  
Álvaro de Vasconcelos:

El antiguo miembro de los Hermanos Musulmanes, Abul Futuh, es tal vez el candidato con más posibilidades de lograr un consenso amplio. Por un lado, para los Hermanos Musulmanes será muy difícil en la segunda vuelta de las elecciones no apoyar a un candidato que ha salido de sus filas. Y por otro lado, los jóvenes liberales lo ven como alguien cercano. En ese sentido, podría tener más posibilidades de representar un consenso más amplio.
 
 
euronews:

Señor Álvaro de Vasconcelos, seguiremos con interés el desarrollo de estas elecciones presidenciales en Egipto. Gracias por sus respuestas.
 
 
Álvaro de Vasconcelos:

Gracias, un placer.