Última hora

Última hora

De tal Cronenberg, tal Cronenberg

Leyendo ahora:

De tal Cronenberg, tal Cronenberg

Tamaño de texto Aa Aa

Personajes siniestros, ambiente fúnebre, jeringuillas infectadas, enfermedades, famosos.

Son los elementos de la primera película del canadiense, Brandon Cronenberg, que ha debutado en Cannes con “Antiviral”, un delirio digno de su padre, David.

“Somos una familia muy unida, la relación que tengo con mi padre es excelente y poder compartir esto juntos es algo realmente bonito y emotivo”, manifestó el director canadiense, Brandon Cronenberg.

El padre de la criatura, David Cronenberg (“La Mosca” y “Crash”) no quiso perderse el estreno de su hijo, horas antes de presentar su propia película, “Cosmópolis”, que compite por la Palma de Oro.

“Hasta ahora, me resistía a entrar en este mundillo del cine por él, aunque no tanto por él, sino porque me encuentro con mucha gente con ideas preconcebidas sobre mí, sobre la forma en la que debía entrar en el cine y seguir los pasos de mi padre, y todo esto me echaba para atrás. Pasé mucho tiempo pensando qué hacer. Hasta que cumplí veinticuatro y me dije que por qué no hacer algo que era interesante para mí”, comenta Brandon.

“Antiviral”, incluída en la sección Una Cierta Mirada (Un Certain Regard), dedicada a los jóvenes realizadores, nos ofrece todos los detalles de la vida del empleado de una clínica.

Un personaje (Syd March) que interpreta Caleb Landry Jones, que se dedica a vender infecciones de los famosos a sus fans más apasionados.