Última hora

Última hora

Entre bambalinas en Eurovisión

Leyendo ahora:

Entre bambalinas en Eurovisión

Tamaño de texto Aa Aa

Según pasaban las votaciones, su triunfo se iba haciendo más claro hasta no dejar opción al resto de aspirantes. La sueca Loreen se impuso en el fesitval de Eurovisón con su canción Euphoria y al día siguiente concedió una entrevista a euronews.

“Espero que ésta sea la sensación de euforia porque me siento genial. Es como si alguien te dijese: “entendemos lo que has creado y nos gusta lo que has creado, aunque sea diferente”. Te sientes como que eres diferente, eres rara, pero en ese momento, mientras estás sentada ahí, te das cuenta de que tu rareza funciona”, nos dijo.

Unos 20.000 visitantes llegaron a Baku para descubrir la ciudad que acogió el festival. Además hubo 1.000 delegados y 1.500 periodistas en la cita.

Durante varias semanas Baku se convirtió en el centro de atención del mundo de la canción y la final fue vista por unos 125 millones de telespectadores. Para organizarlo, las autoridades nacionales han invertido toda una fortuna con el objetivo de atraer a más turistas.

Sin embargo, todo se acaba: “Tras el festival, por un lado te sientes muy bien por los tres grandes espectáculos que has realizado, pero por el otro es triste porque todo ha terminado. Lo llamamos “depresión post Eurovisión”. Incluso hay un grupo en Facebook en el que la gente habla cada año tras Eurovisión de su tristeza una vez que el festival terminó”, nos confió Sietse Bakker, supervisor del evento.

Sobre el mismo tema: Francia y el Reino Unido denuncian el ‘voto geopolítico’ en Eurovisión

Eurovisión: la gran conspiración del voto