Última hora

Última hora

Irlanda: un "Sí" realista

Leyendo ahora:

Irlanda: un "Sí" realista

Tamaño de texto Aa Aa

Los irlandeses han votado “Sí” al Pacto de Estabilidad Europeo, la llamada “regla de oro”. Es la tercera vez en cuatro años que los electores de este pequeño país miembro fundador del Euro se pronuncian sobre un tratado europeo, y aunque en el pasado se han atrevido a decir “No”, esta vez han dado su acuerdo.

La presión era enorme: todas las miradas estaban puestas en Dublín, el buen alumno entre los tres países de la eurozona sometidos a una cura de austeridad radical a cambio de ayuda internacional.

Este año, de nuevo, Dublín debe economizar 4.200 millones de euros para cumplir sus compromisos con la UE y el FMI.

El programa de rescate financiero de Irlanda, activado en 2010, tras el desplome de sus bancos, concluye a finales de 2013.

Dublín pretende volver a los mercados financieros en esa fecha. Algunos signos son positivos, como el aumento de los depósitos en los bancos irlandeses. Pero los rendimientos de la deuda a corto plazo experimentan un fuerte aumento, es decir, los mercados financieros apuestan que Dublín necesitará un segundo plan de rescate. Un argumento que sostiene esta analista.

Megane Green. Analista en Roubini Global Economics:

“Irlanda tiene que reflexionar sobre su posición en Europa, especialmente ahora que algunos países van a retirarse de la eurozona. Todo el modelo de crecimiento irlandés se basa en compañías multinacionales que establecen sus sedes en Dublín”

Pese a las medidas de austeridad, la economía irlandesa logró un tímido crecimiento en 2011; las empresas siguen comprando bienes y servicios, pero en el primer trimestre de 2012, las exportaciones se han estancado. La situación sigue siendo delicada.

La deuda pública es muy elevada, el 116% del PIB, el déficit previsto este año es del 8,3% y el crecimiento es de sólo el 0,5% del PIB. El paro permanece estable en algo más del 14%.

Más que suficiente para que los que votaron “No” al Pacto de Estabilidad europeo, digan que las medidas de austeridad no funcionan:

Tony Morgan. Comerciante:

“La gente no está contenta con la austeridad, no está contenta con los recortes. Después de lo sucedido en los últimos tres o cuatro años, hay un desencanto y un descrédito total en el conjunto del sistema”

Pero los partidarios del “No” no han logrado convencer a la mayoría de los irlandeses que consideran que el país lo tendrá difícil para financiarse fuera del Mecanismo Europeo de Estabilidad Financiera, aunque tampoco comulgen con la austeridad.