Última hora

Última hora

Rusia y China, en la misma longitud de onda

Leyendo ahora:

Rusia y China, en la misma longitud de onda

Tamaño de texto Aa Aa

Ambos países impusieron su veto en el Consejo de Seguridad de la ONU para impedir resoluciones de condena a Damasco, y ya han anunciado que vetarán cualquier propuesta de intervención militar en Siria.

También se han opuesto a nuevas sanciones contra Irán por su programa nuclear.

Rusia y China comparten una frontera y pasado comunista. Los vínculos entre los dos vecinos son también eminentemente pragmáticos: Rusia es el principal exportador de energía del mundo, y China, el principal consumidor.

También estarán juntos en la OMC, cuando Rusia entre oficialmente en la organización este verano.

Pero sus relaciones comerciales son difícilmente mejorables: El comercio ruso con China ha aumentado al menos un 40% anual en los últimos dos años, y según Moscú, el comercio bilateral alcanzará 80.400 millones de euros antes de 2015.

Para Rusia, China es un socio comercial y diplomático en pleno auge, pero también un vecino cada vez más poderoso económicamente y un rival potencial en el control de los recursos siberianos.

Una realidad que ha dado un nuevo enfoque a las inversiones militares y comerciales de Moscú en el Lejano Oriente.

La ampliación de la esfera de influencia económica de China ya se deja sentir, sobre todo en las zonas fronterizas de Rusia, donde los productos made in China abundan en las estanterías de los supermercados locales. Además, los rusos hacen viajes a China para comprar ropa y bienes de consumo.

Para intentar contrarrestar la creciente influencia de China, Moscú ha intentado reforzar su presencia política en la región. El Gobierno formado el mes pasado tiene, por primera vez, un ministro para el Desarrollo de Extremo Oriente.
También tienen prevista la creación de una empresa para explotar los recursos de esa región.

Con la vista puesta en el futuro, Vladímir Putin cultiva sus relaciones con el viceprimer ministro chino Li Keqiang, probable sucesor de Wen Jiabao, quien debido a las restricciones de mandato dimitirá a finales de año al igual que el presidente Hu Jintao.