Última hora

Última hora

Grecia ocupada

Leyendo ahora:

Grecia ocupada

Tamaño de texto Aa Aa

El verano se anuncia mal en Grecia. Días antes de unas elecciones cruciales para el país y en un clima de incertidumbre sobre el futuro, un sector se ha visto ya particularmente afectado: el del turismo.

Los ingresos en el primer trimestre han caído un 15%. Apostolos, que lleva 57 años de camarero, trabaja en una de las calles más turísticos de Atenas.

Apostolos Georgilis. Camarero:
“Nunca había vivido una situación como esta. Grecia nunca había pasado por una cosa así. Esto me recuerda a los tiempos de la ocupación”

El sector representa el 15% del PIB y da trabajo a uno de cada cinco activos. Pero ahora muchos turistas son reticentes a venir a Grecia, sobre todo los alemanes que han sido siempre los más asiduos.

Stegner Jurgen. Turista alemán:
“Nosotros evitamos incluso vestirnos como alemanes, porque en este momento creo que no estamos muy bien vistos”

Las relaciones entre los dos países se volvieron problemáticas cuando comenzaron los problemas financieros de Grecia. Parte de la población cree que Alemania es la culpable de todos sus males. En este pueblo de Distomo, donde los nazis cometieron una masacre en 1944, el espectro de una nueva ocupación, esta vez económica, resurge con fuerza.

Nikos Papaleonidas:
“Son los alemanes los que nos han llevado a estos planes de rescate, a la Troika. Ellos han traido a la Troika que nos ha asfixiado y ahora mucha gente está muriendo de hambre”

Ilias Nicolaou:
“68 años después, Alemania vuelve a tener la culpa de la horrible situación en la que estamos. Entonces fue la guerra, el Tercer Reich, ahora es con armas económicas. Alemania tiene el 7o% de culpa”

Sin embargo, los alemanes no son los que están sacando más tajada de la crisis griega. Los que más están invirtiendo, sobre todo en el sector inmobiliario, son los rusos. Los precios han caído más del 30%.

Yannis Revithis. Presidente de la Federación de Agentes Inmobiliarios griegos:
“Hay un incremento de la demanda de compradores rusos de cerca del 200%, pero también hay más demanda turística de los rusos, en este sector hay un aumento de al menos el 100%”

Una ocupación que no parece molestar a los griegos, más bien al contrario. Los inversores rusos que no temen la eventual salida del país de la zona euro son recibidos con los brazos abiertos, como potenciales salvadores de una economía moribunda.