Última hora

Última hora

Egipto se juega su futuro en las urnas en un clima de máxima tensión

Leyendo ahora:

Egipto se juega su futuro en las urnas en un clima de máxima tensión

Tamaño de texto Aa Aa

La plaza Tahrir sigue siendo el escenario de las protestas contra el candidato y exprimer ministro, Ahmed Shafik a quien ven como un heredero, como el patrón de un vestido cosido por Mubarak.

El fallo del Tribunal Constitucional que disolvió el jueves el Parlamento devuelve el poder legislativo a la Junta Militar y nadie olvida que Shafik es un militar de carrera.

Una panorama nada prometedor para Mohamed Mursi, el candidato de los Hermanos Musulmanes, que respeta una decisión que no comparte.

El caso es que Egipto, en la práctica, es cómo si hubiera vuelto al principio de la revolución. No tiene ni Constitución, ni Parlamento, y muchos egipcios se preguntan si acudir a las urnas y votar a su futuro presidente, o boicotear unos comicios que generan muchas dudas, respecto a su transparencia.

Fawzi Sadallah, euronews:

Nos acompaña desde El Cairo nuestro corresponsal, Riad Muasses, que sigue la evolución de los acontecimientos. ¿Qué ambiente se respira, qué dicen los egipcios después del fallo del Tribunal Constitucional que disuelve el Parlamento?

Riad Muasses, corresponsal en El Cairo:

“La realidad aquí en Egipto, es que la población se encuentra dividida. Unos apoyan a Ahmed Shafik, diríamos que al antiguo régimen, y otros están en contra de ese antiguo régimen y de la decisión del Constitucional. De algún modo tenemos la revolución y la contrarevolución, pero el fervor de aquellos que están a favor de la revolución podría verse comprometido por los errores cometidos por los Hermanos Musulmanes después de las elecciones parlamentarias. Mientras que la otra parte que tira de la cuerda es la Junta Militar, y yo personalmente diría que la Junta Militar ha hecho una maniobra inteligente. Primero, en el proceso que ha exculpado a muchas de las figuras del antiguo régimen y, más tarde, con el fallo que disuelve el Parlamento. Y esto ha sido un golpe muy duro para los Hermanos Musulmanes que controlaban el legislativo”.

“Sabemos que la Junta Militar es un actor fundamental en la política egipcia, por ejemplo, el Ejército ha distribuido octavillas para que los ciudadanos vayan a votar, papeles que firma el Departamento de Asuntos Morales de las Fuerzas Armadas. Esto quiere decir claramente que juegan un papel esencial en estas presidenciales que quieren que, de una u otra forma, gane Shafik. Y esto indigna a un gran número de egipcios que no quieren volver al antiguo régimen”.

euronews:

A la vista de todo esto ¿cuáles son las perspectivas de futuro para Egipto?

Riad Muasses:

“Hoy por hoy, si Mohamed Mursi, el candidato de los Hermanos Musulmanes gana las elecciones, no será más que un presidente simbólico”.

“Sin embargo, con una victoria de Ahmed Shafik, la Junta Militar y todas las fuerzas del antiguo régimen estarán con él, tendrá su apoyo y veremos una estructura de poder dura que favorecerá la vuelta del antiguo régimen”.

“En las calles se respira esta inquietud, ante la posibilidad de una vuelta del antiguo régimen. Inquietud que se constanta además en el extranjero, porque se producirán, sin duda, incidentes y grandes manifestaciones”.

euronews:

“Muchas gracias”.