Última hora

Última hora

El crecimiento económico de África, ¿mito o realidad?

Leyendo ahora:

El crecimiento económico de África, ¿mito o realidad?

Tamaño de texto Aa Aa

Mirar a África con otros ojos. Los datos económicos han levantado vientos de optimismo en el continente. El Banco Mundial asegura que el África subsahariana será la única región del mundo que acelere su crecimiento en 2012 con un Producto Interior Bruto del 5,5 por ciento. De los 10 países que han experimentado un mayor crecimiento en la última década, seis son africanos. África, con mil millones de habitantes, compite con Asia. Más de 800 expertos en economía, política y finanzas se han reunido en Libreville, en Gabón, para hablar del tema en el New York Forum África.

El objetivo era ambicioso: ofrecer soluciones prácticas y hacer propuestas para permitir que África se ponga a la altura de las regiones emergentes. El crecimiento africano: ¿mito o realidad? Para Richard Parsons, ex presidente de Citigroup, está más cerca de la realidad. “África va a pasar en 30 ó 40 años de mil millones a dos mil millones de habitantes. Será el mayor mercado de consumo del mundo. Cada vez más, esos consumidores van a tener ingresos que van a atraer a empresarios de todo el mundo. Además África tiene algo que el resto del mundo necesita en términos de energía y en términos de materias primas. Es inevitable, el hecho de que antes faltase un liderazgo estable y progresista en el gobierno.”

Jean Ping, presidente de la Comisión de la Unión Africana, compara la situación con Asia. “Cuando ves a personas que tienen olfato para los negocios como George Soros, que lo vio muy pronto en Asia, venir a África y crear un comité de expertos, piensas que han visto que esta evolución es algo que va a durar.”

Shantayanan Devarajan, economista jefe del Banco Mundial para África, explica que el crecimiento está ayudando a los que más lo necesitan. “La alta tasa de crecimiento, acelerado, ha tenido resultados para erradicar la pobreza. Por primera vez, hay menos pobres. Entre 2005 y 2008, 9 millones de africanos salieron de la pobreza. Es la población de Benín.”

¿Cómo mantener estos indicadores? Los ponentes han recomendado a los países que avancen con políticas económicas adecuadas para atraer a los inversores. Otro problema son las infraestructuras. Hay que tender puentes para favorecer el movimiento de bienes y de personas. Y por último, es necesario mejorar la seguridad y la gobernabilidad.

El desarrollo puede aumentar la brecha entre ricos y pobres. África, tierra de solidaridad, debe ayudar a los más desfavorecidos. Mejorar los derechos de las mujeres, por ejemplo, es la prueba del desarrollo económico. Mujeres como Vickie Remoe, directora creativa de la empresa How4do Productions, siguen adelante animadas con historias de éxito, como la que cuenta. “Hay una historia de un hombre que montó la primera empresa nacional petrolera en Nigeria. Es ahora una empresa multimillonaria. Cuando escuchas historias como esa, de crecimiento, desarrollo de negocios locales, tanto si estás en Sierra Leona, en Nigeria como en Eritrea o en cualquier parte del continente donde escuchas historias de otras personas, te hace pensar en la posibilidad de tu propio éxito y en la posibilidad de que tu sueño se haga realidad.”

Hay una nueva generación de emprendedores que tienen mucho que ver con el crecimiento económico de África. Han estudiado en el extranjero. Quizás, demasiado. Es necesario profesionalizar la educación en el continente para que los creadores y empresarios no emigren. Como el congolés Verone Mankou, cuya tableta de pantalla táctil se distribuye en toda Europa. “África es el único continente del mundo en el que podemos permitirnos un crecimiento de cuatro dígitos en tecnología. Teniendo eso en mente, sabemos que funcionará. Y creo y sé que muchos otros se convencerán, y no sólo en el sector tecnológico, sino en todos. Vemos a los jóvenes que están empezando a invertir en buenos proyectos en su país, y creo que es algo maravilloso.”

François Chignac, euronews: “Como esta tableta, diseñada, desarrollada y distribuida en el continente africano y que no tiene nada que envidiar a los estándares internacionales, el boom económico africano ya no es un mito sino más bien una realidad. Durante tres días, los debates del New York Forum África han ratificado este nuevo modelo. Nos vemos en un año, aquí en Libreville. Lo que fue en otro tiempo una tierra de caos se convierte en un nuevo modelo de desarrollo económico, social y político.”