Última hora

Última hora

Luis Moreno Ocampo: "La Corte Penal Internacional cierra una etapa"

Leyendo ahora:

Luis Moreno Ocampo: "La Corte Penal Internacional cierra una etapa"

Tamaño de texto Aa Aa

Luis Moreno Ocampo ha sido durante nueve años Fiscal Jefe de la Corte Penal Internacional, el primer tribunal permanente creado para juzgar crímenes de guerra, de lesa humanidad, genocidio y agresión. Se forjó su reputacion internacional al actuar como fiscal en el juicio a las Juntas Militares argentinas. Este fin de semana dio el relevo en el cargo a la gambiana Fatu Bensuda. Hemos hablado con él en este momento de cambio.

Raquel Álvarez, euronews: Luis Moreno Ocampo Deja el puesto de fiscal jefe de la Corte Penal Internacional cuando ésta está a punto de celebrar su décimo aniversario. ¿Se marcha con la sensación de haber cumplido su misión?

Moreno Ocampo: Yo creo que sí. Esta Corte es como Núremberg pero para el futuro. Y la pusimos en marcha. Está ahora en marcha. Así que sí, terminamos un ciclo.

euronews: Usted ha recordado en repetidas ocasiones que cuando llegó, tenía solo tres personas a su cargo. ¿Cómo es la oficina del fiscal hoy?

Moreno Ocampo: Yo llegué cuando ya había 18 jueces esperando mis casos, yo tenía tres empleados, seis pisos vacíos, y había que inventar qué hacíamos. Fatu Bensouda va a recibir una oficina con 300 empleados, con protocolos muy claros de cómo actuar, con experiencia, con un juicio terminado, dos juicios terminando y con muchos casos pendientes. Así que una oficina ‘full’.

euronews: Ud. conoce bien a su sucesora en el cargo porque ha trabajado estrechamente con ella; mujer y africana. ¿Qué retos le esperan a ella?

Moreno Ocampo: Fatu hereda una oficina armada pero hereda también un mundo que ahora tiene mucho más claro qué es el poder de la ley y que nos va a atacar mucho más. Me parece que el hecho de que sea mujer es interesante. Porque es como un mundo nuevo donde la mujer se está abriendo espacio. Hay muchas mujeres con poder ahora, y yo creo que se conectan entre ellas y eso va a generar una interesante alternativa.

euronews: La Corte Penal Internacional nació con la limitación de que ni EEUU, ni Rusia ni China firmaron el Estatuto de Roma, que es la columna vertebral de la Corte, con lo cual no se les puede obligar a reconocerla. ¿Esto le ha restado legitimidad?

Moreno Ocampo: No, al contrario. Que los países más poderosos no estén muestra la legitimidad de la Corte. La Corte es para proteger a los débiles. No para proteger a los poderosos. Y que los poderosos tenga miedo de estar adentro muestra que la Corte funciona. Es una materia de tiempo. Cuando yo empecé eran hostiles a nosotros. Dos años después aceptaron que el Consejo de Seguridad nos refiriera el caso Darfur. El año pasado por unanimidad aceptaron que la Corte intervenga, nos pidieron que intervengamos en Libia. Entonces, ha evolucionado. Somos aceptados. Que ellos no estén adentro muestra que la Corte sí funciona.Y los que no están adentro es porque todavía les da miedo. Así que, al revés, la ausencia de las grandes potencias muestra la legitimidad de la Corte.

euronews: La crítica más repetida, usted lo sabe, se refiere a la localización geográfica de los casos abiertos. Todos ellos en África…

Moreno Ocampo: Cuando el presidente Omar al Bashir fue acusado por genocidio, inventó como su excusa que nos focalizábamos en África. Increíblemente ese discurso funciona, la gente, los periodistas me preguntan sobre ‘la desviación sobre África’ y no sobre el genocidio en Darfur. El problema es que el presidente al Bashir está acusado de genocidio en Darfur y en lugar de hablar de eso hablamos de por qué nos focalizamos en África. Yo no hablo más de África. Señores, hay que parar el genocidio en Darfur.

euronews: El caso de al Bashir es también un ejemplo de uno de los retos a los que se enfrenta esta Corte. El presidente sudanés se ha paseado libremente por diferentes países sin que las autoridades lo hayan arrestado.

Moreno Ocampo: El desafío es para los Estados, para el Consejo de Seguridad. Ellos tienen que encontrar los mecanismos. En el camino Bashir es un futigitivo. Por ejemplo ahora Malawi se negó a recibirlo. No pudo ir a muchos países. Va a los países donde no le arrestan. Elige muy bien dónde va. Pero bueno, el Tribunal de Yugoslavia procesó a 161 personas. ¿Tú sabes cuántos están presos hoy? ¿El 50 por ciento, el 20 por ciento? ¿Cuánto calculas?

euronews: ¿Cuánto?

Moreno Ocampo: Todos. Hay 0 fugitivos. Costó 18 años. El último, Ratko Mladic fue arrestado pocos meses atrás. Pero al final se cumple. Entonces, Bashir va a ser arrestado un día. En el camino hay mujeres violadas, hay niños que mueren de hambre. Ese es el costo.

euronews: El hecho de que la Corte no disponga de su propia policía ni de su propio Ejército para investigar o ejecutar las órdenes de captura en países que no quieren colaborar, ¿pone en peligro su personal? Hay cuatro personas que trabajan para Corte detenidas en Libia, ¿qué ha pasado? ¿hay que temer por su seguridad?

Moreno Ocampo: La seguridad es un enorme tema para nosotros. Yo de hecho estoy orgulloso: la Fiscalía ha hecho más de 600 misiones en todo el mundo y no tuvimos ningún investigador herido ni ningún testigo herido. Ahora tenemos el problema de que gente de la defensa pública, no de mi Oficina, gente de la Defensa pública está temporalmente arrestada en Libia. Muestra el riesgo de la gente que trabaja en la Corte.

euronews: Libia, supongo también que marcó un hito, por esa decisión unánime del Consejo de Seguridad. ¿Qué sintió cuando conoció la noticia del linchamiento de Gadafi?

Moreno Ocampo: Que el mundo entero reaccionara y pidiera justicia para el tema de Libia, es una muestra de que el mundo evoluciona. La Corte fue capaz de, en pocos meses, investigar los hechos, mostrar la responsabilidad de Muamar el Gadafi, su hijo Saif y Al Senussi. Es lamentable que Muamar haya sido ejecutado sin un juicio. Por suerte tenemos a las otras dos personas arrestadas. El tema es ahora quién los juzga. Que es un tema más fácil. Va a haber justicia. El único problema es saber quién la va a hacer.

euronews: Supongo que será frustrante también para usted ver cómo ahora se repite el escenario, siempre al calor de las revueltas árabes, en Siria. Y esta vez el Consejo de Seguridad no ha pedido que se abra una investigación.

Moreno Ocampo: Para mí nada es frustrante. Todo esto es un aprendizaje fascinante. No. Fue un privilegio ser fiscal. Yo digo: cero frustración. Por supuesto para las víctimas, hay frustración. Ahora, a mí me fascina ver que todo el mundo habla de por qué la Corte no actúa en Siria, cosa que es como que es normal que la Corte actúe en Siria. Cuando hace nueve años nadie se podía imaginar que la Corte actuara en esos conflictos. Entonces, en ese sentido, no nos damos cuenta pero en nueve años el mundo cambió. Hay una expectativa distinta. Y hay instituciones para hacerlo. Darnos el caso Siria o no es una decisión política del Consejo de Seguridad.

euronews: De todas formas, estos últimos meses han sido para usted muy importantes. En diciembre apareció por primera vez un exjefe de Estado ante la CPI, el marfileño Laurent Gbagbo. Luego, en marzo, se anunció el primer veredicto de culpabilidad contra el líder rebelde congoleño Thomas Lubanga…

Moreno Ocampo: Se ve ahora lo que hicimos hace nueve años. Se ve el fruto del trabajo de nueve años. Pero en realidad nosotros no podemos fallar en ningún caso. No podemos fallar con Thomas Lubanga. No podemos fallar con Gbagbo. Al principio decían: “bueno, sólo se ocupan de milicias”. Ahora tenemos tres jefes de Estado procesados. Dicen: “bueno, sólo se ocupan de África”. Todo sigue progresando.

euronews: Una de las personas que Ud. ha llamado a colaborar en esta Corte como asesor ha sido Baltasar Garzón, el juez español más internacional. Hoy, inhabilitado. ¿Qué reacción le merece la carga procesal y la condena que le ha apartado de la carrera judicial?

Moreno Ocampo: Yo le pedí a Garzón que nos ayudara porque Garzón es un juez que se dedicó toda su vida a investigar a la gente del poder. Y lo pagó. Así que sí, ser fiscal o ser juez contra gente del poder es peligroso. Y por eso la Corte Penal Internacional a veces tiene críticas.

euronews: Usted también ha dicho que el árbitro es siempre impopular.

Moreno Ocampo: Claro, cuando se ve un partido Barcelona-Real Madrid, el árbitro no tiene hinchada. No. Y además, interesante, el juego limpio no depende solamente del árbitro. Por eso la Corte no es suficiente para que no haya violencia. Los actores, los jugadores, tienen que respetar las reglas.

euronews: Imagino que como argentino le gusta el fútbol.

Moreno Ocampo: Claro.

euronews: La FIFA le quiere para que acabe con la corrupción dentro del fútbol. ¿Aceptará? Es una reconversión curiosa.

Moreno Ocampo: Hay un comité de reforma de la FIFA que le ha propuesto a la FIFA nombrar un Comité de Ética con un área de investigaciones. Y le recomendaron a la FIFA que tenían que contratarme a mí. Pero la FIFA tiene que decidirlo. La FIFA puede decir otra cosa. Así que nada es seguro. Espere que la FIFA decida y veremos.

euronews: Pero, ¿si la FIFA dice que sí?

Moreno Ocampo: Si la FIFA me lo ofrece vamos a discutirlo. Pero… cuando yo estaba en la Argentina de abogado me ocupaba de cambiar organizaciones con corrupción. Era parte de mi trabajo original. Así que por eso la gente del Comité de Reformas de la FIFA ofreció mi nombre. Veremos qué pasa. No decimos nada. Por ahora tomo vacaciones, probablemente en septiembre abriré una oficina de abogados en Nueva York, y si la FIFA sale, veremos qué hacemos.

euronews: Luis Moreno Ocampo, muchas gracias por habernos concedido su tiempo.

Moreno Ocampo: Muchas gracias a ustedes.