Última hora

Última hora

António Guterres: "La situación de Mali es peor que la de Siria y la única solución es política"

Leyendo ahora:

António Guterres: "La situación de Mali es peor que la de Siria y la única solución es política"

Tamaño de texto Aa Aa

El número de refugiados en el mundo crece alarmantemente. Y las últimas crisis y conflictos desatados en ciertas regiones del globo han empeorado la situación. Los políticos no encuentran la manera de frenar el éxodo. Para hablar de todo ello entrevistamos a António Guterres. Antiguo primer ministro portugués, Guterres es desde 2005 el Alto Comisaionado de la ONU para los Refugiados. Esta es su visión de lo que está ocurriendo.

Euronews: Señor Guterres, gracias por atendernos. Por quinto año consecutivo el número de desplazados en todo el mundo supera los 42 millones. ¿Cómo debemos interpretar esa cifra?

António Guterres: “Esa cifra es una combinación de factores. Por un lado, la multiplicación de nuevas crisis. Desde comienzos de 2011 nos encontramos con una enorme inestabilidad en Costa de Marfil, Libia, Yemen, Siria, Somalia, en el cuerno de África. Y más recientemente, en Sudán y Mali. Y al mismo tiempo, las crisis que ya conocíamos parecen no tener fin, como la de Afganistán o la que sacude a la República Democrática del Congo. Es alarmante. Más del 70% de los refugiados que hay en el mundo lo son desde más de cinco años”.

Euronews: ¿La crisis económica está afectando a la ayuda que reciben los refugiados?

António Guterres: La crisis económica tiene un doble impacto. Por un lado reduce el volumen de la ayuda humanitaria que se puede desbloquear. Y por otro, aumenta la inestabilidad y, en muchas ocasiones, puede llegar a desencadenar conflictos. Existe un vínculo directo, por ejemplo, entre los precios de los alimentos y la inestabilidad social en un contexto urbano”.

Euronews: Es decir, que tienen más trabajo y menos recursos. ¿Cómo consiguen sobreponerse a esta situación?

António Guterres: “Actualmente existen tres grandes conflictos simultáneos que dejan tras de si miles de refugiados. Son Syria, Sudán y Mali. Y eso nos obliga a desplegar el máximo número de efectivos posible y a pedirle a nuestros socios que contribuyan todo lo que puedan. Si hablamos de ayuda, los recursos económicos son cruciales. Y atravesamos una situación exrtremadamente difícil. Así que no es fácil prestar ayuda. Desafortunadamente, estamos presenciando un sufrimiento épico de algunas poblaciones”.

Euronews: Los refugiados sirios llegan a los países vecinos casi a diario. ¿Cree usted que el Consejo de Seguridad de la ONU debería hacer algo para evitar este drama?

António Guterres: “Como Alto Comisionado para los Refugiados no puedo emprender ninguna acción política, aunque por supuesto la única solución posible no es humanitaria, sino política. El problema es que si uno mira a lo que está ocurriendo en el mundo, verá que la comunidad internacional tiene una capacidad limitada para prevenir esos conflictos. Y más limitada aún para solucionarlos a tiempo”.

Euronews: El éxodo de la población siria está repercutiendo en los países vecinos. ¿Quién paga la asistencia de los refugiado sirios?

António Guterres: “La situación es distinta en cada país. Turquía asume sus responsabilidades y ofrece protección a todos los refugiados. En Líbano y Jordania, cooperamos con los gobiernos y con las autoridades locales, pero también con las otras agencias de la ONU, con la Media Luna Roja, con la Cruz Roja y con varias ONG’s. Y gracias también al respaldo internacional de los países donantes conseguimos prestar la asistencia necesaria. A todo el mundo le preocupa lo que está sucediendo en Siria. Pero Mali es peor, porque el número de desplazados en ese país dobla el de Siria”.

Euronews: ¿África es la mayor preocupación del organismo que dirige?

António Guterres: “Actualmente existen muchas crisis, pero yo subrayaría cuatro. En Sudán hay más de 190.000 desplazados que se refugian en Sudán del Sur y en Etiopía. De Somalia ha huído más de un millón de personas que ahora se reparten entre Kenia, Yibuti, Etiopía y Yemen. Y en la República Democrática del Congo se están produciendo las mayores atrocidades contra los derechos humanos, sobre todo en el este del país. La situación de las mujeres, con violaciones continuas, es desesperada. Es una situación verdaderamente dramática. Y luego está Mali con la rebelión que asola el norte del país. Con armas y guerrilleros que vienen de Libia. Y con grupos armados de distinta naturaleza, como el Boko Haram de Nigeria. Lo preocupante es que existe un riesgo real de que es situación se reproduzca en cualquier país desde Libia a Nigeria y desde Mauritania a Somalia. Y eso supone una amenaza enorme para la paz y la seguridad globales. El escenario puede ser dramático”.

Euronews: ¿Cree usted que el mundo está respondiendo adecuadamente al hambre y a la sequía que sufre el cuerno de África?

António Guterres: “Creo que ha habido una respuesta masiva. Dos de nuestras agencias hermanas, como son el Programa Mundial de Alimentos y Unicef, están plenamente volcadas. Pero el problema es de tal envergadura que, incluso con una respuesta masiva, no es fácil afrontarlo. Especialmente, si falla el apoyo de los países donantes”.

Euronews: ¿Existe alguna región en concreto donde la situación de los refugiados esté mejorando?

António Guterres: “Estamos muy esperanzados con Myanmar. Por supuesto, los recientes enfrentamientos entre musulmanes y budistas nos preocupan de manera especial. Pero los acuerdos de paz y el alto el fuego que han firmado algunos grupos del país son muy alentadores. Y esperamos que en un futuro cercano la situación mejore hasta el punto de que los refugiados que ahora están en Tailandia, que son unos 50.000, puedan volver. Eso sí, siempre que se den las condiciones necesarias de seguridad y dignidad para los que regresen.

Euronews: ¿Qué me dice del cambio climático? ¿Está provocando desplazamientos? ¿Están ustedes preparados para algo así?

António Guterres: “Los refugiados, según la definición legal, son aquellos que huyen de un conflicto o de una persecución. Pero la verdad es que existen otras causas. Y lo estamos atestiguando en los últmios tiempos. El cambio climático lo está acelerando todo. Por un lado está devastando regiones enteras en las que ya es prácticamente imposible vivir. Y al mismo tiempo eso desencadena nuevos conflictos, provoca inseguridad y la gente termina huyendo”.

Euronews: Algunos campos de regugiados existen desde hace décadas, como los palestinos o el de Dadaab, en Kenia. ¿Hay alguna solución o esa gente debe resignarse a vivir siempre así?

António Guterres: “La única solución posible es política. Y debemos darnos cuenta de que por muy buenas que sean las condiciones en un determinado campo de refugiados, vivir allí siempre será una experiencia horrible”.

Euronews: Como portugués tengo que hacerle una última pregunta. Usted ha sido primer ministro en Portugal. ¿Alguna vez ha considerado la posibilidad de volver a la vida política? ¿Ha pensado alguna vez en presentar su candidatura a la Presidencia del país?

António Guterres: La respuesta es simple. No.