Última hora

Última hora

Romy Schneider vuelve a casa

Leyendo ahora:

Romy Schneider vuelve a casa

Tamaño de texto Aa Aa

Romy Schneider enamoró a generaciones de europeos. Nacida en la Viena ocupada por los nazis, pasó su infancia en Berchtesgaden, una localidad alemana, próxima a la frontera austriaca.

Era su pueblo, el lugar donde la estrella cinematográfica que interpretó a “Sissí, emperatriz” (1958) siempre encontraba la paz que la vida le negaba. Y su pueblo le rinde homenaje con una exposición.

Entre estas paredes está su vida. Sus vecinos y amigos de la infancia están encantados: “Era una chica divertida, siempre tan graciosa y brillante. Realmente la recuerdo como una compañera estupenda”, explicaba Liebgard Schröder, amiga del colegio de Romy Schneider.

Su imagen ocupó todas las portadas, y sus fotografías están llenas de emoción. Tantos y tantos recuerdos. “Solía sacar a su perro a pasear aquí en el pueblo (Schönau) y se lo devolvía sin contratiempos. Cuando empezó a rodar Sissí, cuando regresaba con el perro, había muchísima, muchísima gente aquí esperando”, dice su vecino, Dieter Wilke.

La exposición reúne objetos únicos, originales, como el vestido que llevaba Romy, en Muchachas de Uniforme (1958), además de autógrafos y otros objetos personales.

O un Romy de Oro, el premio que otorga en su honor la Academia austriaca.

“Mi objetivo con esta exposición es preparar un anteproyecto para la gente interesada, también para los responsables turísticos y para los políticos aquí en Berchtesgaden. Quizás podríamos abrir un museo o tener una muestra permanente”, comenta Hans Klegraefe, uno de los responsables de la exposición.

Romy Schneider murió muy joven, tenía cuarenta y tres años. Nos dejó sus películas.

Ahora sus fans más devotos tienen esta exposición, abierta hasta el próximo 29 de octubre.
(Kongresshaus- Maximilianstrasse, 7. Berchtesgaden)

http://www.berchtesgaden.de/de/romy