Última hora

Última hora

Dos corrientes enfrentadas para salvar el euro

Leyendo ahora:

Dos corrientes enfrentadas para salvar el euro

Tamaño de texto Aa Aa

Son las dos caras de una misma moneda. Por un lado, la búsqueda del crecimiento representada por el presidente francés y por el otro, el afán de la estabilidad defendido por la canciller alemana.

Este jueves se juega en Bruselas el futuro del euro. La primera reunión de los 27 después de las elecciones griegas y del rescate a la banca española.

“Somos conscientes de las medidas que tenemos que preparar para la estabilidad financiera. Tanto uno como el otro queremos profundizar en la unión económica, monetaria y mañana política para poder llegar a una verdadera integración y solidaridad”, decía François Hollande.

La canciller alemana ha vuelto a defender en París una mayor integración europea y una Unión Europea más estable.

“He dicho que necesitamos más Europa y creo que estamos de acuerdo en eso. Necesitamos una Europa que funcione, eso es lo que miran los mercados. Y necesitamos una Europa en el que un país ayude a otro, ese es el espíritu con el que trabajamos”, declaraba Angela Merkel.

Horas antes de su reunión en el Elíseo, Angela Merkel ha dicho en el Parlamento alemán que es básico que haya un mayor control fiscal y ha dejado claro que no habrá mutualización de la deuda. O lo que es lo mismo que no habrán eurobonos. Una medida que tanto Italia, España y Francia ven necesaria.

“La analogía que utilizaría es o dejarle a alguién una tarjeta de crédito o darle una tarjeta de prepago para sus gastos. Creo que Merkel está intentando evitar por todos los medios que Alemania dé su tarjeta de crédito a otro”, opinaba el analista financiero Nick Parsons.

En lo que sí parecen estar de acuerdo Italia, Francia, España y Alemania es en la recapitalización directa de los bancos a través de la Autoridad Bancaria Europea. Una medida que aliviaría la presión de los mercados sobre la deuda soberana.