Última hora

Última hora

La Ley de Cuidados Accesibles divide a los estadounidenses

Leyendo ahora:

La Ley de Cuidados Accesibles divide a los estadounidenses

Tamaño de texto Aa Aa

Una ley histórica y una promesa de campaña que Barack Obama cumplía el 23 de marzo de 2010. Tras un año de encarnizada batalla parlamentaria, el presidente estadounidense proclama la reforma de la sanidad para hacerla accesible.

Barack Obama. Presidente de Estados Unidos:
“Una vez que esta reforma sea aplicada, se crearan bolsas de seguros médicos. Será un mercado competitivo en el que la gente que no está asegurada y las empresas pequeñas tendrán acceso finalmente a seguros abordables y de calidad. Pasarán a formar parte de un gran conjunto y recibirán el mismo trato que los miembros del Congreso”

No es por casualidad si la reforma se llama Ley de Cuidados Accesibles.

Su objetivo es extender la cobertura médica a 30 millones de estadounidenses que carecen de ella y reducir el gasto sanitario, en aumento constante.

De una población de 310 millones, 50 millones de personas no tienen ningún tipo de seguro médico en Estados Unidos.

Una de las razones de esa exclusión, son los criterios que prohibe la ley, impuestos por las aseguradoras para rechazar la cobertura a los adultos con ciertos problemas médicos o los sobrecostes vinculados a la edad, el sexo o la salud de la persona.

Paradójicamente, Estados Unidos es el país que más gasta en sanidad a nivel mundial. Basim Khan, médico, está a favor de la ley:

Basim Khan. Médico:
“Como no tienen seguro, dejan de ir al médico. No van a las consultas, van a urgencias y les cuesta miles de dólares que les atiendan. Cuando vienen es porque ya tienen problemas graves, por ejemplo cuando han tenido un accidente cerebrovascular y ya no pueden andar, asi que al final gastamos más, porque ya no tienen capacidad para ganarse la vida y de todas formas tenemos que atenderles, el problema es que lo hacemos cuando ya es demasiado tarde.”

Para aumentar el número de asegurados y así, reducir los costes, la ley impone entre otras medidas la obligación individual de suscribir un seguro antes del uno de enero de 2014 o pagar una multa. Una obligación anticonstitucional para muchos estadounidenses que se han manifestado contra la ley:

“Queremos una reforma del sistema sanitario, no malinterpreten mi mensaje, pero queremos soluciones en el mercado privado”

Consciente de que el 56% de los estadounidenses están contra la ley, el candidato republicano, Mitt Romney, la ha ridiculizado bautizándola “Obamacare” y ha hecho campaña prometiendo su derogación si es elegido, omitiendo que cuando fue Gobernador de Massachussets, instituyó una ley parecida.