Última hora

Última hora

La oposición alemana a los países del sur

Leyendo ahora:

La oposición alemana a los países del sur

Tamaño de texto Aa Aa

Alemania piensa a largo plazo, no a corto tal como reclaman los países del sur de Europa para salir de su asfixia. Entre las prioridades de la canciller alemana, Angela Merkel, no está ni la ayuda directa a los bancos, tal como reclama el presidente español, Mariano Rajoy, para evitarse un mayor déficit, ni la mutualización de la deuda a través de los eurobonos. Merkel, además, no ha respondido a la petición italiana de que los fondos de rescate puedan comprar bonos públicos para hacer bajar los intereses.

“Este jueves, lo único que debemos esperar es un ejercicio de comunicación”, relativiza el agente alemán Oliver Roth, del Close Brothers Seydler Bank. “Me refiero al paquete de estímulo de 120.000 millones de euros, que se aprobará fácilmente. Pero esto no ayudará a los países periféricos”.

La urgencia en la eurozona, sin embargo, se demuestra por unos datos a peor: el consumo privado retrocederá carca de un punto este año, a pesar de que empiece a recuperarse el que viene; el empleo seguirá aumentando hasta casi el 12 por ciento, así como las deudas públicas.

“No es que tengamos pocas cosas que decir, es que no tenemos nada que decir”, enfatiza el español Javier Díaz Giménez, economista en la escuela de negocios IESE. “Es obvio que los argumentos y las decisiones son entre Francia y Alemania, que son los dos verdaderos propietarios del euros”.

La esperanza de los países del sur es el nuevo presidente francés, François Hollande, que ha intentando convencer hasta última hora a Merkel para que cediera en alguna de las reclamaciones para que en la eurozona no se viaje a dos velocidades. Pero, desde Berlín, se considera que los mercados nunca quedarán satisfechos y que las concesiones pueden incitar a incumplir con la austeridad.