Última hora

Última hora

La letra pequeña de Barclays

Leyendo ahora:

La letra pequeña de Barclays

Tamaño de texto Aa Aa

El escándalo de los bancos británicos no se detiene en la manipulación del Líbor. Mike Lloyd era propietario hasta junio de una cadena de pubs en el sur de Inglaterra con 140 trabajadores. En 2006, Barclays le forzó a suscribir una poliza de seguros para evitar la subida de intereses de sus préstamos. Lo que ha pasado con la crisis es que los intereses bajaron y, en la letra pequeña, estaba escrito que pagaría más. El resultado es que Barclays le ha puesto bajo administración judicial.

“Los intereses por el pago superaron las 300.000 libras esterlinas al año y, esto, en los últimos tres años. Esto nos cuesta ahora alrededor de un millón de libras esterlinas en intereses”.

La autoridad financiera del Reino Unido está estudiando lanzar una investigación por estas prácticas, que podrían afectar a 28.000 empresas en todo el país.

“Debe haber muchas personas que trabajan en la industria bancaria hoy que se saben honestos y trabajadores y sienten que han sido arrastrados por sus colegas y sus líderes”, afirma el gobernador del Banco de Inglaterra, Mevyn King. “Lo que deseo es que, cada uno, entienda ahora que alguna cosa iba muy mal en el sector bancario del Reino Unido y necesitamos corregirlo”.

El Banco de Pagos Internacionales estima que el mercado que depende del Líbor, y que sirve para calcular todo tipo de productos financieros en libras esterlinas, dólares, francos suizos y yenes, movió el año pasado un total de 500 billones de dólares.