Última hora

Última hora

La policía francesa registra la casa de Sarkozy

Leyendo ahora:

La policía francesa registra la casa de Sarkozy

Tamaño de texto Aa Aa

Lo nunca visto. Un hecho sin precedentes en la República francesa. Apenas un par de semanas después de perder la inmunidad, Nicolas Sarkozy ha sabido desde Canadá, donde pasa las vacaciones, que su casa en París, el despacho de abogados en el que participa y la oficina cerca del Elíseo que el Estado francés puso a disposición del expresidente han sido objeto de un minucioso registro.

Los jueces de Burdeos, desde donde se instruye el caso, sospechan desde hace un par de años que la millonaria Lilliane Bettencourt, dueña del imperio L‘Óreal, financió la campaña electoral de 2007 cuya victoria le valió a Sarkozy la jefatura de Estado.
El caso ya le costó el cargo al que fuera su ministro de Hacienda y Trabajo, además de tesorero del partido del exmandatario. Sarkozy tiene además pendiente de aclaración la presunta financiación ilegal recibidar del fallecido líder libio Muamar al Gadafi.

Hoy inhabilitada por los jueces tras la denuncia de su propia hija, el culebrón político familiar protagonizado por Lilliane Bettencourt mantiene en vilo a los franceses. Sobre todo después de que ella misma confirmara, en repetidas ocasiones además, haber financiado la derecha francesa con aportaciones muy superiores a los 7.500 euros a los que la legislación francesa limita las donaciones privadas a políticos.