Última hora

Última hora

La seguridad de los juegos deja inseguros a varios londinenses

Leyendo ahora:

La seguridad de los juegos deja inseguros a varios londinenses

Tamaño de texto Aa Aa

Los misiles colocados sobre la azotea de un edificio de la capital no serán retirados. Así lo ha decidido la Corte Suprema, tras la demanda interpuesta por varios vecinos ante la colocación sobre sus cabezas de dicho armamento.

David Enright, abogado de los vecinos afectados, se ha mostrado indignado, asegurando que “el ministro de defensa tiene ahora el poder de militarizar las casas privadas de cualquier ciudadano británico para poder demostrar que tienen en mente el problema de la seguridad que está en juego. No necesitan preguntarte, no necesitan consultarte, pero pueden hacerse con tu casa y poner un misil en tu tejado, un tanque en tu jardín o soldados en tu sala de estar”.

El edificio, de diecisiete plantas, es uno de los puntos estratégicos de los alrededores de Londres en los que el Ministerio de Defensa considera que han de instalarse misiles tierra-aire. Los vecinos alegan que la colocación de dichos misiles puede convertir sus casas en objetivos de ataques terroristas. La Corte Suprema, no obstante, ya ha dictado sentencia, en pos de unos juegos en los que la seguridad sea una de las grandes triunfadoras.