Última hora

Última hora

FMI: previsiones de crecimiento mundial a la baja por la crisis en la eurozona

Leyendo ahora:

FMI: previsiones de crecimiento mundial a la baja por la crisis en la eurozona

Tamaño de texto Aa Aa

El Fondo Monetario Internacional ha reducido sus previsiones de crecimiento mundial y alerta de que podrían ser peores a no ser que los políticos europeos actuén con mayor fortaleza y rapidez en la crisis de la deuda.

La previsión del FMI para este año permanece en el 3.5% pero baja al 3.9% para el 2013, dos décimas menos que según el dato facilitado el pasado mes de abril.

En concreto el FMI recorta las perspectivas de crecimiento de la zona euro, debido al impacto de la crisis, al 0.7% para 2013, aunque para este año mantiene una contracción del 0.3%.

José Viñals, Director del Departamento monetario y de mercado de capitales del FMI, cree que la solución es una cuestión de voluntad política:
La clave del asunto es si los líderes políticos en Europa tienen la voluntad de tomar las medidas que hagan falta para sentar las bases que necesita la Unión monetaria o no. Creo que la respuesta es “Sí” y espero que lleguen pronto”.

De hecho, el FMI advierte de que esta previsión de crecimiento se basa en el supuesto de que se tomen las medidas políticas necesarias para reducir el diferencial de los bonos españoles e italianos, y avisa de que el mayor riesgo para la economía global es el círculo vicioso en España e Italia.

Viñals cree que la Unión bancaria es un paso en la buena dirección pero recuerda que, antes, algunos estados miembros aún tienen deberes por hacer. “No olvidemos que los bancos son de momento una responsabilidad nacional, y que son las autoridades de los países donde hay bancos problemáticos las que tienen que hacer lo que sea con tal de que los bancos estén capitalizados adecuadamente, y en caso necesario, reestructurados, o incluso liquidados si no son viables”.

El FMI advierte además de que la capacidad de producción de algunas economías emergentes, como China, India o Brasil, podría ser más baja de lo que se había pensado, defraudando así las previsiones que había de crecimiento para el futuro.