Última hora

Última hora

Los artistas crean cada año el nuevo vestuario de la ciudad marroquí Arcila

Leyendo ahora:

Los artistas crean cada año el nuevo vestuario de la ciudad marroquí Arcila

Tamaño de texto Aa Aa

Las paredes de la medina de esta localidad se visten de blanco. Se preparan para una nueva edición del festival cultural de Moussem que se celebra cada agosto.

Este evento se fundó hace ya 33 años para reforzar el diálogo cultural, el intercambio y la solidaridad entre diferentes naciones.

Los participantes provienen del mundo de la política, la diplomacia, la cultura y el arte. Una de las atracciones son los murales pintados en las paredes de la medina por los artistas invitados.

“Estoy muy contento de participar en este festival de arte y cultura en Arcila. Sobre todo, aprecio que estemos trabajando directamente con los visitantes de la ciudad. Además, es maravilloso intercambiar ideas y pensamientos con otros artistas invitados”
dice el pintor marroquí Moubakark Amman.

Arcila perteneció al Protectorado español de Marruecos hasta 1956, año en que recobró su independencia. También los judíos abandonaron la ciudad con la creación del estado de Israel. La degradación de la medina comenzó y durante los setenta corrió el riesgo de derrumbarse.

En 1978, el alcalde Mohamed Benaissa y su amigo, el artista Mohamed Melehi, invitaron por primera vez a artistas internacionales para crear conciencia ambiental.

“Empezamos a pintar las paredes como un estímulo para los chicos de la ciudad y del resto de la población. Creo que fue la primera acción ambiental a través de las artes y la cultura que hizo a la gente ser consciente del medio ambiente y la calidad de vida” afirma el alcalde.

El artista sirio Khaled Al Saai ha creado esta pieza. Está seguro de que todo el mundo entenderá el mensaje que quiere transmitir.

“Mi idea es acercar el placer de la caligrafía al público e introducirlo a las diferentes clases de público. Acerco la idea del Arca de Noe, que básicamente dice que todos estamos tratando de sobrevivir” afirma Al Saai.

Embellecer Arcila es un buen ejemplo para probar que iniciativas como ésta ayudan a que la población respete su entorno. Los murales permanecerán hasta que el próximo año comience una nueva edición del festival y otros artistas lleguen para vestir la ciudad con otro estilo gracias a su arte.