Última hora

Última hora

Rumanía y Bulgaria: pendientes de muchas reformas

Leyendo ahora:

Rumanía y Bulgaria: pendientes de muchas reformas

Tamaño de texto Aa Aa

Rumanía y Bulgaria aún tienen mucho por hacer para alcanzar los estándares europeos que pide Bruselas. De ello depende que puedan acceder pronto a la zona Schengen, lo que les permitiría el libre acceso al resto de la Unión Europea.

La Comisión vigila sus reformas y avisa de que no son suficientes. Ambos países deben hacer más progresos para garantizar la independencia del sistema judicial y acabar con la corrupción (especialmente a alto nivel). Bulgaria por su parte debe luchar más eficazmente contra el crimen organizado.
En el caso de Rumanía, las decisiones del gobierno de Víctor Ponta hacen peligrar el estado de derecho y ponen a Bucarest en el punto de mira, aunque el Primer Ministro se ha comprometido a aceptar las exigencias de Bruselas.

Mark Gray, portavoz del ejecutivo: “Obviamente, creo que necesitamos dar un poco más de tiempo para ver como se implementan los compromisos escritos”.

En 2007, Rumanía y Bulgaria pasaban a ser miembros de la Unión Europea, aunque sus instituciones y la independencia de su justicia suscitaban serias dudas. Se puso en marcha entonces un mecanismo de supervisión.

El informe de hoy echaba por tierra parte del trabajo realizado por Bucarest debido a las actuaciones del nuevo gobierno. El gobierno del izquierdista Victor Ponta destituyó al presidente conservador Traian Basescu, desoyendo al Tribunal Constitucional del país.

En Septiembre, la Unión Europea debe tomar una decisión sobre si Rumanía y Bulgaria están preparados para acceder a la zona Schengen, que supondría la apertura de las fronteras al resto de los estados miembros e influiría positivamente en el desarrollo económico de estos países. Algunos países, encabezados por Holanda, que se han opuesto frontalmente a esta apertura tendrán ahora más argumentos para hacerlo.

Por el momento, la Comisión continuará supervisando el progreso de estos países. Publicará un nuevo informe sobre Bulgaria a finales del 2013, y a finales de este año se espera uno sobre Rumanía.