Última hora

Última hora

Tintes ecológicos, nueva alternativa para para los tejidos

Leyendo ahora:

Tintes ecológicos, nueva alternativa para para los tejidos

Tamaño de texto Aa Aa

La ropa, a veces, tiene una vida dura. Resiste la abrasión mecánica, el blanqueo por el sol y muchos lavados. Sin embargo, sus colores apenas cambian. ¿De dónde viene el poder de los tintes?

Durante más de 60 años la industria ha estado produciendo tintes usando ácidos concentrados y nitrato. Más de un 15% de estos colorantes se pierden en estos procesos afectando al medio ambiente.

La bioquímica Estelle Enaud experimenta con hongos para encontrar nuevas fuentes naturales de colorantes.

Estelle trabaja en la Universidad Católica de Lovaina en el proyecto SOPHIED financiado por la Unión Europea. Los hongos producen encimas especiales, necesarias para crear tintes ecológicos.

“Las encimas son las proteínas que produce el champiñón. Son nano catalizadores. Es decir, son pequeñas partículas que son capaces de acelerar reacciones” afirma Estelle.

Para extraer estos nano catalizadores los científicos cortan el hongo en piezas pequeñas y las meten en un líquido que contiene nutrientes. Manteniendo la muestra en un cámara caliente, el hongo crece y libera las proteínas deseadas.

Cuando el fluido y las proteínas se añaden a una solución ácida, el líquido transparente se convierte en tintes de colores sin las necesidad de ninguna reacción química peligrosa”.

¿Qué ocurre? Las pequeñas encimas ayudan a
provocar una reacción química entre dos ingredientes diferentes. La solución se vuelve roja, amarilla o púrpura dependiendo de los componentes.

“Esperamos ser capaces de obtener todos los colores del arco iris, pero por ahora, sólo hemos conseguido crear el amarillo, el naranja, el rojo, y un montón de tonalidades del marrón, un poco el verde… pero no el azul” dice Estelle.

Los nuevos tintes son aplicados directamente a los tejidos. Con esta técnica, no es necesario añadir extra químicos que pueden contaminar el agua y provocar alergias. Los primeros tests muestran que los tintes son resistentes a los lavados y a la abrasión mecánica, sin embargo, algunos se blanquean con la luz solar. Por ello, la investigación sigue en marcha.