Última hora

Última hora

La mitad de los observadores de la ONU deja Siria

Leyendo ahora:

La mitad de los observadores de la ONU deja Siria

Tamaño de texto Aa Aa

Los observadores de la ONU se van de Siria. Más de la mitad de los miembros de la misión han dejado el país, mientras ejército y rebeldes luchan por el control de Alepo, la segunda ciudad de Siria y su pulmón económico. En una decena de barrios periféricos los combates están siendo intensos. Helicópteros del ejército y artillería golpean los núcleos de resistencia, según los rebeldes.

El ejército está enviado refuerzos a la ciudad, a la que también están llegando rebeldes de todo el norte. Si Alepo cae, “el régimen estará acabado”, opina Rami Abdel Rahmane, presidente del Observatorio Sirio para los Derechos Humanos.

Entretanto, en Damasco, el régimen ha recuperado el control de la mayor de la ciudad y bombardea Hajar el-Aswad, uno de los últimos bastiones rebeldes de la capital siria.

Ante este clima de extrema violencia, la misión de observadores ha tocado retirada. “Alrededor de la mitad de los observadores militares han vuelto a sus países. La misión de supervisión de la ONU en Siria opera sobre una base reducida en número y en equipos en todas las provincias. Hace lo que puede”, sentenciaba el jefe de los casos azules, Hervé Ladsous.

Turquía anunciaba este miércoles el cierre de todos sus pasos fronterizos con Siria por razones de seguridad. No obstante, Ankara ha garantizado que seguirán permitiendo el paso a los civiles que huyan de los combates. En Turquía ya hay unos 44.000 refugiados sirios.