Última hora

Última hora

Diario Olímpico: Una jornada de récords en la piscina

Leyendo ahora:

Diario Olímpico: Una jornada de récords en la piscina

Tamaño de texto Aa Aa

La natación centró el interés en la jornada dominical de los Juegos Olímpicos. No es para menos en un día en el que se pulverizaron dos récords mundiales, el de 100 braza con el surafricano Cameron Van der Burgh y el de la estadounidense Dana Vollmer en los 100 mariposa, y uno olímpico, el de la francesa Camille Muffat. Además, había curiosidad por ver cómo había encajado Phelps el fiasco en su primera final. Pues bien, esta vez fue el equipo francés de 4×100 el que dejó a Estados Unidos sin oro.
 
Mientas aún colea la estelar aparición de la sirena china Shiwen Ye, la expedición asiática sigue coleccionando medallas. Así lo hizo en la jornada de este domingo. Esta vez fueron protagonistas, de nuevo, las mujeres. Se colgó la presea de oro en tiro (pistola, 10 metros) Wenjun Guo, y también cayó otro metal dorado en la piscina, en el salto desde trampolín 3 metros sincronizado, con Wu Minxia y He Zi, secundadas en el podio por el dúo estadounidense y por el canadiense, plata y bronce respectivamente.
 
Fue una jornada dominicial con protagonismo femenino. Nombre propio el de Kimberly Rhode, desde luego. La tiradora estadounidense sumó su quinta medalla de oro consecutiva en otras tantas citas olímpicas en la modalidad de skeet. Antes se había subido a lo más alto del podio en Atlanta, Sidney, Atenas y Pekín. Sin duda, su nombre se cuela en el olimpo de los dioses olímpicos.

También de relumbrón fue la victoria de la ciclista holandesa Marianne Vos en la prueba en ruta, por delante de la británica Elisabeth Armitstead (primer metal para la expedición local) y de la rusa Zabelinskaya. A sus 25 años, el oro olímpico confirma que, probablemente, es la mejor ciclista de la historia.
 
Mención especial para la nadadora estadounidense Dana Vollmer. Si el sábado batía el récord olímpico en los 100 mariposa, en la final de ayer pulverizó la mejor marca mundial y se hizo con la medalla de oro. También en la piscina récord olímpico para la francesa Camille Muffat en los 400 estilos. En categorías masculinas, en los 100 metros braza, el protagonismo fue para el surafricano Cameron Van der Burgh, que se colgó la medalla de oro y estableció un nuevo récord mundial con una marca de 58.46. Sprenger fue plata y Hansen, bronce.

En la piscina llegó la segunda decepción para Michael Phelps. En el 4×100 Estados Unidos parecía haber adquirido una buena ventaja pero en la última posta un espectacular Yannick Agnel superó a Lochte para darle a Francia la medalla de oro y dejar a Estados Unidos en segunda posición. Rusia firmó el bronce. 
 
La jornada dominical de los Juegos Olímpicos dejó también otro récord del mundo, el conseguido por la kazaja Zulfiya Chinshanto en halterofilia, menos de 53 kilos. La joven, de 19 años y debutante en una cita olímpica, levantó en la modalidad de dos tiempos 131 kilos. En judo, la norcoreana An Kum Ae se subió a lo más alto del podio en menos de 53 kilos, mientras que en categoría masculina en menos de 66 kilos el oro fue para el georgiano Shavdatvashvili. Una categoría en la que se quedó a las puertas del bronce el español Sugoi Uriarte debido a una decisión arbitral.
 
En los deportes colectivos como el baloncesto, fue el día para ver el estreno oficial del Dream Team estadounidense, que ofreció su primera exhibición ante Francia, a la que ganó 98-71. También se estrenó el gran rival norteamericano, España, que se deshizo de China comandada por un gran Pau Gasol, 97-81. En fútbol masculino, segundo triunfo brasileño con la mejor versión de Neymar para imponerse a Bielorrusia por 3-1. España, por su parte, dice adiós a la competición. Otra sorpresa desagradable más ante Honduras, 0-1.El árbitro no acompañó y la mala suerte sí, pero la incapacidad de reacción de los españoles fue la raíz del problema.