Última hora

Última hora

Las voces disidentes en Rusia tienen problemas con los tribunales

Leyendo ahora:

Las voces disidentes en Rusia tienen problemas con los tribunales

Tamaño de texto Aa Aa

La condena al principal opositor extraparlamentario ruso, el blogero Alexei Navalny, ruso podría ser de hasta 10 años.

Navalny ha sido acusado formalmente de desfalco masivo por un caso de 2009, ahora reabierto, en el que se le acusa de haber ocasionado pérdidas millonarias a una empresa cuando era asesor del gobernador de la región de Kirov. De momento, no puede salir del país pese a su asombro:

“Lo que está pasando en los tribunales no tiene ninguna relación con la ley. No importa mucho lo que están haciendo…es vandalismo menor, no deberían ser arrestados. Lo que está sucediendo tiene tintes medievales, es como la leyenda de Thyl Ulenspiegel, pero sin la bota española. No falta de nada.”, dice Navalny a los reporteros.

Y también hoy ha comenzado el juicio contra tres de las cinco integrantes del grupo punk Pussy Riot. Las dos restantes no han podido ser identificadas.

Encapuchadas, irrumpieron en el altar del principal templo ortodoxo ruso.

“Madre de Dios, echa a Putin”, exclamaba la canción, en la que se acusaba al patriarca Ortodoxo, Kiril, de creer en el presidente de Rusia y no en Dios.

Una travesura que les ha costado la acusación de “gamberrismo motivado por odio religioso”. El Código Penal lo castiga hasta con siete años de cárcel.