Última hora

Última hora

Pánico en Kampala: primer caso de ébola

Leyendo ahora:

Pánico en Kampala: primer caso de ébola

Tamaño de texto Aa Aa

La alarma se ha apoderado de la capital ugandesa al confirmarse la primera víctima mortal de ébola en la ciudad. Se trata de un enfermero que se desplazó a Kampala después de haberse contagiado en Kibale, a unos 170 kilómetros al oeste de la capital, donde inició el brote que ya ha matado a al menos 14 personas.

Las autoridades buscan a todos los que hayan estado en contacto con las víctimas del virus, muy contagioso y altamente mortal. La ministra de Sanidad explica que “se ha puesto en cuarentena a una treintena de trabajadores sanitarios”, y que “se está rastreando también en la comunidad con quién hayan podido estar en contacto los afectados”, para frenar la cadena de contagios.

En una declaración difundida por los medios de comunicación, el presidente ha pedido a los ugandeses que eviten todo contacto físico. Incluso el apretón de manos.

“Ébola. Ébola, aunque sólo sea por el sonido del nombre, el ébola, es aterrador, da miedo. Cuando supimos a través de los diferentes canales de televisión, periódicos diferentes, que había un brote en el oeste de Uganda, a todo el mundo le entró el miedo”, explica un ugandés en la capital.

La primera persona en fallecer por la fiebre hemorrágica del virus en este nuevo brote de ébola fue una mujer embarazada. Durante sus funerales se contagiaron varios miembros de su familia. Se teme que la epidemia ya se haya extendido a las aldeas que rodean Kampala.