Última hora

Última hora

Romney acumula críticas en su gira electoral internacional

Leyendo ahora:

Romney acumula críticas en su gira electoral internacional

Tamaño de texto Aa Aa

El candidato republicano a la Casa Blanca Mitt Romney, sigue levantando ronchas ahora en Polonia en el tramo final de una gira por el extranjero.

En el puerto báltico de Gdansk se reunió con Lech Walesa, el ex líder del sindicato Solidaridad que derrocó al gobierno comunista polaco en los años 80. Pero su visita tuvo en contra a Solidaridad. Los sindicalistas polacos acusaron a Romney de atacar a los sindicatos y a los trabajadores durante su etapa de empresario.

Llegó a Polonia desde Israel, donde su sugerencia de que diferencias culturales podrían estar detrás del éxito económico israelí en contraste con los palestinos ha dado lugar a fuertes críticas. Para el negociador palestino Saeb Erekat “hoy el señor Romeny ha subido un peldaño más hacia el racismo al decir que la cultura israelí es mejor que la palestina. Mire, palestinos e israelíes pueden estar enfrentados pero palestinos e israelíes son personas iguales y esas declaraciones no van a ayudar en nada a los que intentan proteger y salvar vidas en esta región”.

Sin embargo, algunos observadores más benévolos creen que se trata de otro malentendido, no de racismo. Es el caso del analista político Abraham Diskin, un centrista fundador del partido Tercera Vía: “Dijo algo que podría haber sido malinterpretado, y espero que este sea el caso. Espero firmemente que ningún candidato a la presidencia de los Estados Unidos sea de verdad racista”.

Mitt Romney hasta ahora ha puesto en entredicho la capacidad del Reino Unido para llevar adelante los Juegos Olímpicos y ha definido Jerusalén como la capital de Israel. Ha obligado a Washington a reiterar que el el estatus político de Jerusalén debe resolverse a través de negociaciones, lo que ha sido la política oficial estadounidense tanto del partido demócrata como del republicano desde 1967. Romney ha sugerido que la embajada estadounidense en Tel Aviv debería trasladarse a Jerusalén. Si su gira tenía como objetivo promoverse en el exterior como parte de su campaña para la Casa Blanca, los resultados hasta ahora son más que dudosos.