Última hora

Última hora

Pienso para peces por un futuro sostenible

Leyendo ahora:

Pienso para peces por un futuro sostenible

Tamaño de texto Aa Aa

“Tradicionalmente hemos fabricado los alimentos para peces únicamente utilizando recursos como la harina y el aceite de pescado. Una fórmula que no es sostenible a largo plazo”, señala Anita Viga, la directora de Marketing de Skretting, una de las empresas especializadas en la producción de pienso para el salmón.

Los peces criados en pisicifactorías tienen en su menú una lista de ingredientes frescos.

En sus orígenes, la acuicultura utilizaba los restos de peces pequeños para alimentar a los grandes.

Sin embargo, los recursos de los océanos, sometidos a una gran presión, son cada día más limitados y la alimentación, que ha cambiado por completo, se basa en los cultivos clásicos.

“Todavía se parece mucho, tiene la misma forma y comparte en gran medida las características de la alimientación original” —señala el investigador de Skretting en materia de nutrición, Leo Nankervis—“pero desde que hemos retirado la mayor parte de la harina de pescado, utilizamos una variedad de otras materias primas como el gluten de trigo o el concentrado de proteína de soja y guisantes secos, con el fin de recuperar ese perfil de nutrientes que nos proporciona la harina de pescado”.

Un programa de la Comisión Europea está impulsando el cambio de los hábitos alimentarios en las piscifactorías. Los científicos ya han probado con el salmón, con la trucha arcoiris, con el besugo y con las carpas.

La dieta todavía no es vegetariana al cien por cien, pero el uso de harina de pescado se ha reducido al mínimo.

¿Pero cómo podemos evaluar esos resultados?

“En primer lugar, analizamos su digestibilidad, colocando un marcador inerte que pueda calcular con precisión la cantidad que queda después de la digestión, y de cuánto disponen los peces. A partir de ahí podemos incluir en el experiemento una prueba para comprobar el efecto de las materias primas en el crecimiento de los peces”, comenta Nankervis.

Los ensayos confirman que los peces crecen tan bien y tienen tan buen gusto aunque su dieta sea vegetal, como la soja o las judías. En esta factoría de Stavanger en Noruega se produce la mayoría de la comida para la acuicultura sostenible.

Una apuesta segura en opinión de Anita Viga: “Hemos realizado un montón de ensayos, y realmente demostramos a los agricultores que se trataba de un alimento en el que se trabajaba, que estaba en auge, que produce un pescado de buena calidad, que tiene un potencial económico, y vieron tanto su desarrollo como sus posibilidades de crecimiento, porque se trataba de una forma sostenible de hacerlo”.

http://www.aquamaxip.eu/