Última hora

Última hora

Wiggins: como en casa, en ningún sitio

Leyendo ahora:

Wiggins: como en casa, en ningún sitio

Tamaño de texto Aa Aa

Gran Bretaña tiene nuevo rey. No es que le haya ocurrido nada a Su Majestad Isabel II (‘God save the queen’, ya saben). El reinado de Wiggins es deportivo, icónico. De ídolo a héroe, pasando por triunfador. Nadie duda ya de que el año 2012 se escribe con ‘B’ de Bradley y con ‘W’ de Wiggins. Después de una temporada exitosa en competición, coronada solo hace unos días con la conquista del Tour de Francia (primer británico que lo logra), el tipo de las patillas mostró todo su esplendor treintañero (32 primaveras) ante los suyos para colgarse al cuello la medalla de oro en la prueba contrarreloj. Al delirio local también contribuyó el bronce de Chris Froome, joven y con proyección para seguir la estela de Wiggins. Con la de oro conseguida este miércoles, el británico Wiggins suma cuatro medallas de oro, una de plata y dos de bronce, que ha ganado entre Sydeney 2000 y Londres 2012. El alemán Tony Martin completó el podio, mientras que la mala fortuna se cebó con el español Luis León Sánchez, favorito a la medalla: se le rompió la cadena de la bicicleta en la salida y después pinchó una rueda. En la prueba femenina, la victoria fue para la norteamericana Kristin Armstrong, que revalidó el título conseguid en Pekín con autoridad.

Poco antes de que Wiggins se subiera a lo más alto del podio, caí la primera medalla de oro para el equipo inglés. Las heroínas en este caso fueron dos, compañeras en el remo, modalidad dos sin timonel. Hito histórico por ser la primera presea femenina en remo en toda la historia británica.
 
La piscina volvió a ser el hábitat de los récords. El de mayor relevancia fue el conseguido por el húngaro Daniel Gyurta, que cumplió sobradamente con su papel de favorito para colgarse la medalla de oro y establecer una nueva marca mundial en los 200 metros braza en 2.07.28. El británico Michael Jameson celebró una buena medalla de plata ante los suyos, mientras que el japonés Tateishi fue bronce. En féminas, la prueba de los 200 metros braza dejó otra mejor marca mundial. La consiguió la estadounidense Rebecca Soni en las semifinales de esta distancia con un tiempo de 2.20.00. El otro récord fue olímpico y lo fijó la china Liuyang Jiao, demostrando que no solo Shiwen Ye está en forma en el país asiático. Paró el cronómetro en 2.04.06 en los 200 mariposa. En esa misma prueba, por fin, llegó la primera medalla para la expedición española. La consiguió Mireia Belmonte. Plata que sabe a gloria y además a récord de España. Otro estadounidense, Nathan Adrian, consiguió un nuevo metal dorado en los 100 libres, imponiéndose al que era teórico favorito, el australiano Magnussen. También oro estadounidense en el relevo femenino, con Australia y Francia completando el podio. 
 
La gimnasia habló japonés con el triunfo de Kohei Uchimura, que confirma su dominio en la disciplina y logró la medalla de oro olímpica. Se impuso en la final por delante del alemán Marcel Nguyen y del estadounidense Dannel Leyva, plata y bronce respectivamente. Uchimura fue plata en Pekín y encadenado desde entonces tres títulos mundiales consecutivos.
 
En otras disciplinas sigue el dominio aplastante de los primeros países en el medallero. China sumó a su cuenta particular varios oros más, como el de salto de tres metros sincronizado, o el tenis de mesa individual. La surcoreana Kim Jangmi, de 19 años, se colgó la medalla de oro en la prueba de pistola desde 25 metros de tiro femenino y el judoca surcoreano Song Dae-nam se adjudica la medalla de oro en la categoría de -90 kilos. Su compatriota Jong Sim Rim logró la medalla de oro en halterofilia en la categoría 69 kilogramos,al levantar un máximo de 261 kilogramos. También reparto de oros para Alemania y Ucrania en remo.
 
En cuanto al tenis, continúan avanzando las rondas y los favoritos no ceden. Este miércoles ganaron Federer, Djokovic, Murray, Tsonga, Del Potro o el español Almagro. En féminas, Serena Williams sigue demostrando su gran estado de forma.
 
También en forma están los equipos de fútbol de Brasil, México, Honduras o Egipto, que superaron la fase de grupos y ya están en cuartos de final.