Última hora

Última hora

Ositos de peluche contra la dictadura de Lukashenko

Leyendo ahora:

Ositos de peluche contra la dictadura de Lukashenko

Tamaño de texto Aa Aa

Un Ejército de ositos para luchar contra la dictadura bielorrusa: es la campaña aérea de una agencia de publicidad sueca para apoyar a la oposición contra Alexandre Lukashenko.

Negada durante semanas por el poder, la acción, que data de principios de julio, es eminentemente pacífica. Pero, como explican sus organizadores, que aprendieron a volar para llevarla a cabo, la ironía puede ser más letal que las bombas:

Thomas Mazetti:
“Un dictador puede ser temido y odiado, pero cuando la gente empieza a reirse de él, sus días están contados”

Efectivamente, el llamado último dictador de Europa no se lo toma con humor. En cuanto las primeras fotos de los ositos reivindicativos saltan a la red, en la cúpula militar ruedan cabezas…y comienzan las amenazas. Lukashenko promete que todo avión que viole el espacio aéreo bielorruso será abatido de inmediato.

Las autoridades detienen al bloguero Antón Suryapín por haber publicado las fotos de los peluches que llegaron a su correo de forma anónima.

Según los medios bielorrusos, podría estar en el cuartel general del KGB, el temido centro de detención de Amerikanka, donde otros opositores al régimen han sido torturados.

Lo corrobora entre otros el candidato a las presidenciales de 2010 Andrei Sannikov, que fue condenado a cinco años y liberado antes gracias a la presión de la UE por organizar manifestaciones contra la reelección de Lukashenko, en el poder desde 1994.

En esas mismas marchas de protesta otro candidato de la oposición, Vladimir Nikliaev asegura haber sufrido torturas.

A falta de una figura unificadora y carismática, los ositos son ahora la cara visible de la oposición bielorrusa.

En Minsk, un grupo de periodistas protesta, peluche en mano, contra la detención de Anton Suryapin por la simple publicación de las imágenes, mientras que otros miembros de la oposición siguen colocando ositos en Minsk antes de las elecciones parlamentarias de septiembre.