Última hora

Última hora

La sequía en Estados Unidos dispara el precio del grano

Leyendo ahora:

La sequía en Estados Unidos dispara el precio del grano

Tamaño de texto Aa Aa

La sequía en Estados Unidos afecta ya a la mitad de las cosechas del país.

La situación, la peor en medio siglo, ha llevado al Gobierno a declarar zonas catastróficas a más de la mitad de los condados de la nación.

La sequía es especialmente grave en el Medio Oeste del país…el maiz y la soja se llevan la peor parte. La consecuencia inmediata es el incremento en los precios y la posible escasez de alimentos.

En los últimos tres meses, el precio del maiz ha aumentado un 29%, el del trigo un 41%% y la soja un 17%.

El Departamento de agricultura estadounidense ha pronosticado un aumento de hasta el 4% en los precios de los alimentos básicos para el año que viene.

Esa subida podría repercutir en toda la cadena alimentaria ya que esos cereales se utilizan para dar de comer a los animales.

Pero es más que probable que las repercusiones vayan más allá de las fronteras estadounidenses: El país es el principal exportador de trigo del planeta y produce gran parte de la cosecha mundial de maíz y soja.

Algunos sectores han solicitado al Gobierno que reduzca o cancele por un año el uso obligatorio de etanol en la gasolina, para el cual se destina por ley un tercio de la cosecha de maíz.

En Rusia, la sequía también tiene en jaque a los agricultores. En algunas regiones se han perdido ya la mitad de las cosechas.

Aquí, en Ulyanovsk, el año pasado los granjeros exportaron un millón de toneladas de grano a países tan lejanos como Irán. Este año, se pueden considerar afortunados si la cosecha es suficiente para autoabastecerse.

Vadim Martynov. Agricultor:
“Ahora que estamos en plena cosecha, estamos almacenando grano. Lo reunimos, lo clasificamos y esperamos mejores precios”

La sequía en Estados Unidos, Rusia y otros países es un quebradero de cabeza para el Banco Mundial, que teme que la escalada de los precios de los alimentos, tenga consecuencias nefastas para los más pobres.

Pero también está el factor social. La historia lo ha demostrado: el aumento del precio de los alimentos conduce a la inestabilidad.

De Túnez a La India, la subida de los cereales desemboca en protestas. Las llamadas revueltas del hambre han reaparecido con fuerza desde 2007.