Última hora

Última hora

Diario Olímpico: Protagonismo repartido: España, Makhloufi, Pearson y Hoy

Leyendo ahora:

Diario Olímpico: Protagonismo repartido: España, Makhloufi, Pearson y Hoy

Tamaño de texto Aa Aa

España, por fin, dejó a un lado su timidez deportiva y apareció en escena conquistando tres medallas en su mejor jornada desde que empezaron los Juegos Olímpicos de Londres. Un oro y dos platas fue el botín de la expedición española, además de asegurar otra medalla en waterpolo femenino después de que el equipo se clasificara para la final.
 
Curiosamente las tres preseas llegaron con el agua como medio. Para el oro, la consigna que tenía Marina Alabau en la regata decisiva de la clase RS:X era la de no deshacer el camino andado y lo consiguió. Le bastaba con ser séptima para asegurarse el oro, pero terminó en plan campeona como primera de la jornada. El dúo de la sincronizada volvió a bailar en el agua. Su tango fue de plata, por detrás de la pareja rusa y del dúo chino, en una final muy reñida. Ona Carbonell y Andrea Fuentes dieron lo mejor de sí y mejoraron su actuación de la víspera para acceder al podio.
La tercera medalla tiene el nombre de Javier Gómez Noya, el campeón del mundo de triatlón, que se coló en un podio copado por los hermanos Brownlee, marca de la casa, y se colgó la plata. Fue una prueba dura, exigente, a la que el español respondió como suele hacer. Tal fue el grado de exigencia que incluso Jonathan Brownlee, bronce, sufrió un colapso tras la prueba y fue trasladado al hospital.
 
Fue, de nuevo, una buena jornada para la expedición británica, que se consolida como potencia revelación por detrás de las nada sorprendentes China y Estados Unidos (por el hecho de que se esperaba que estuvieran ahí). Ya ha rebasado su mejor marca olímpica en cuanto a medallas de oro, 21. Ayer, además, añadió a su palmarés una muy especial: la del ciclista Chris Hoy. El veterano corredor, 36 años y caballero del Imperio Británico, escribió su nombre en la historia del deporte de su país con una nueva medalla de oro en el velódromo de Londres. Seis medallas de oro olímpicas acumula y una más de plata, más que ningún otro deportista de su país. Él y Wiggins se han encargado de que el verano de 2012 quede grabado a fuego en la memoria de los aficionados británicos al ciclismo.
 
Usain Bolt volvió a llamar la atención, pero esta vez en las rondas preliminares de los 200. Dice que es su prueba favorita y el jamaico lo demostró paseándose ante sus rivales con un tiempo un segundo por encima de su récord mundial. Ya está en semifinales de la modalidad. Le acompañan su compatriota Blake y el francés Lemaitre, alternativa blanca al ‘Black Power’.


 
En el Estadio Olímpico, varios nombres propios. Brilló con especial fuerza la australiana Sally Pearson, que además de colgarse la medalla de oro lo hizo con récord olímpico en una final muy igualada. Atractiva también estuvo la última ronda del lanzamiento de disco, de la que salió victorioso el alemán Robert Harting. El salto, el nuevo zar se llama Ivan Ukhov, mientras que en el 1.500 saltó la gran sorpresa del día con el triunfo del argelino Makhloufi, que se colgó el oro. Hace solo unas horas, Makhloufi estaba descalificado después de dejarse una serie en las rondas clasificatoria de 800. Protestó argumentando una lesión, fue readmitido y ahora presume de metal dorado. La gran decepción fueron los kenianos. Ninguno de ellos fue capaz de subirse al podio e incluso el campeón del mundo y ya ex oro olímpico Kiprop acabó la carrera en última posición. 
 
Otra cuestión que quedó clara este martes es la lucha por el oro en el campeonato de fútbol. México y Brasil lucharán por lo más alto del podio después de haber eliminado a las sorprendentes selecciones de Japón y Corea del Sur. Neymar y los suyos parecen favoritos, pero ya ha quedado demostrado en estos Juegos que con el ‘cartel’ no se sube al podio.