Última hora

Última hora

A la espera de veredicto en el juicio contra Gu Kailai

Leyendo ahora:

A la espera de veredicto en el juicio contra Gu Kailai

Tamaño de texto Aa Aa

Tan sólo siete horas ha durado el juicio contra
Gu Kailai, esposa del popular exdirigente regional del Partido Comunista de China Bo Xilai.

La protagonista del escándalo más sonado en el país en más de tres décadas no ha rechazado el cargo de homicidio intencionado del que está acusada. Los jueces aún no han emitido veredicto.

La fiscalía acusa a Gu, prestigiosa abogada, de envenenar al empresario británico Neil Heywood en Noviembre del año pasado.

Heywood era amigo de la familia y socio de Gu y de su marido, pero siempre según la fiscalía, tras una disputa Gu decidió eliminarlo porque suponía una amenaza para su hijo.

En China el proceso ha dado pie a reacciones opuestas:

“Le deberían haber dejado elegir a su propio abogado y también explicar su versión de los hechos en los medios de comunicación”

“Creo que debe acatar el castigo que le impongan porque después de todo ha cometido un asesinato y es normal que la traten como a cualquier otra persona”

Joseph Cheng, profesor en la Universidad City de Hong Kong ve poco probable que la acusada sea condenada a la pena de muerte.

Joseph Cheng:
“La pena de muerte está casi excluida debido a su buen comportamiento y a que no ha querido recurrir”

Muchos chinos creen que el objetivo del juicio contra Gu es perjudicar a su marido, un ambicioso político que pretendía entrar en el Comité más importante del Partido Comunista Chino, y que se había ganado muchos enemigos.

Bo Xilai fue destituido como jefe regional del Partido Comunista después de la Policía inculpase a su esposa y permanece detenido por incumplir la disciplina del partido.

El escándalo llega dos meses antes de que se decida la composición del nuevo Comité Permanente, cuyos miembros gobernarán el país.

El profesor Yang Zhaohui, de la Universidad de Pekín, asegura que el caso marcará un antes y un después para el partido único:

Yang Zhaohui:
“Cuando los ciudadanos chinos se enteren de todos los detalles reales del caso, la imagen del Partido Comunista y el peso que tiene ese partido en el corazón de la gente va a cambiar. Este caso pone en entredicho la legitimidad del partido y la visión que la población tiene de él.”

El proceso de Gu es el más explosivo desde que la famosa banda de los cuatro fuera juzgada por crímenes durante la Revolución Cultural.